Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

7 curiosidades sobre la gastronomía en la Edad Media

Por: Desiree Perea 12 Jun 2023
7 curiosidades sobre la gastronomía en la Edad Media
¿Sabes cómo era la gastronomía durante la Edad Media? Aquí te damos algunas pistas.

La comida es un elemento cambiante que hemos podido apreciar gracias a los registros históricos. La gastronomía en la Edad Media fue todo un tema para los que vivieron durante esa época, ya que existían parámetros muy estrictos que no podían ignorarse. Dentro de dichos temas encontramos la parte social, religiosa y por supuesto económica. A continuación, te contamos sobre algunos datos curiosos relacionados con los platillos e ingredientes más consumidos.

Por: Desiree Perea

Hervir, técnica de cocción popular en la gastronomía en la Edad Media
Olla con agua hirviendo. Foto de Pxfuel.

1. Ingredientes según la clase social

Este primer dato no ha cambiado realmente a cómo funciona en la actualidad. Dependiendo el poder adquisitivo para las personas, es entonces la posibilidad que tienen para comprar cierta gama de productos. Incluso existían varias presentaciones de un mismo producto, unos con ingredientes de gran calidad los cuales eran reservados para la clase alta. Por otro lado, usualmente se acostumbraba a tener únicamente dos horarios para comer.

2. Pan, el carbohidrato estrella

Sabemos que el pan es un elemento que, si bien es un gran acompañante para diversos platillos, tiene una razón más allá de existir. Para la gastronomía en la Edad Media tuvo un gran peso, incluso el consumo por persona al día era aproximadamente de 1 kilo. De igual manera, las harinas refinadas hechas con trigo se reservaban a la nobleza, mientras que los cereales como centeno, cebada y avena, lo dominaban los campesinos.

3. Caza y elección de carnes

Por otro lado, otro ingrediente que se guiaba por las clases sociales claramente era la carne. De hecho, en la actualidad aún lo es, y se mantiene de manera similar. Por ejemplo, la carne de cerdo era común en los platillos de la clase baja. Además, aprovechaban de las vísceras que, si bien no son muy apetecibles, tenían una importante carga de nutrientes. Sin embargo, la clase alta se encargaba de practicar como deporte la caza, ya que tenía un gran significado que impone frente a las más clases.

Pieza de carne blanca con especias, gastronomía de la edad media.
Pieza de carne blanca sazonada. Foto de Piqsels.

Te podría interesar: Veriohukainen, el panqué de sangre escandinavo de la Edad Media

4. Bebidas

Asimismo, al momento de consumir alimentos no puede faltar la parte líquida, que ayuda a hidratar el esófago, pero también, ayuda a limpiar el paladar para evitar la fusión de los sabores entre cada platillo. Para la gastronomía en la Edad Media, eran dos bebidas que por excelencia se veían en las mesas: vino y cerveza. De hecho, tenían mucho cuidado con el agua simple, ya que las prácticas higiénicas no eran algo común. Otra razón por las que se elegían dichas bebidas era por la aportación nutricional al cuerpo humano.

5. Platillos especiados

Asimismo, las especias no se evitaban dentro de la gastronomía en la Edad Media. De hecho, era un gran aliado para las personas que cocinaban, ya que ayudaban a cambiar ciertos sabores o bien, reducir la intensidad de ciertas notas y así crear un sabor amable a la mayoría de los paladares dentro de la nobleza. De esta manera, algunas de las especias más populares eran la canela (que incluso era parte de platillos dulces), clavo, jengibre, nuez moscada y pimienta negra.

Algunas especias estrella en la gastronomía de la edad media.
Variedad de especias por porciones. Foto de Pixabay.com

6. Celebraciones con grandes banquetes

En la Edad Media, las celebraciones o festejos eran comunes tanto en la clase alta como en la baja. Ya que no dependía de la economía, si no del calendario religioso. Ahí están establecidas fechas que no se cambian, a las que las personas se apegaban. Para dichas fechas creaban un gran menú, con diferentes platillos y bebidas, que compartían entre grupos. Incluso estaban los periodos de ayuno o abstinencia de ciertos productos, como la carne roja, lácteos y el huevo.

Te podría interesar: Da-Hong Pao: conoce el té más caro y exótico del mundo

7. Defensa frente a las bacterias

Finalmente, mantenían una técnica utilizando sal para alargar la vida de los productos cárnicos. Si bien esta técnica podía aplicarse a frutas y verduras, no era muy común utilizarlo ya que el poder de la sal en el paladar es muy invasivo. Así que, para estos productos, simplemente se recurría a la elección de los productos en diferentes periodos de maduración, dependiendo la fecha en que fuera a utilizarse.

Conservación de carnes en sal, gastronomía en la edad media.
Pescados conservados en sal. Foto de Pxfuel.
Desiree Perea
Desiree Perea desiree.perea Divido mi tiempo entre conciertos y ser catadora de chilaquiles. Mi pasión es seguir recetas de repostería (a veces también creo las mías).
Comparte éste artículo
Te recomendamos
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS el especial del mes Behind the Chef
Toda la gastronomía en directo para ti
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
¡Suscríbete ahora y recibe nuestro mejor contenido! ¡Suscríbete AQUÍ!