Nuestros sitios
Compartir

Comida y Cultura

Zats, los gusanos que se comen como una botana en Chiapas

Por: Ollin Velasco 03 Ago 2020
Más allá de si te gusta o no la idea de comer un insecto de este tipo, nos parece importante que sepas que son muy nutritivos.


	     Zats, los gusanos que se comen como una botana en Chiapas

En México es común el consumo de insectos. ¿Alguna vez probaste chapulines, escamoles o chinches? Si la respuesta es sí, seguro te gustará saber que en Chiapas existe una variedad de gusanos comestibles, llamados zats y, según cuentan los lugareños, también son muy ricos y nutritivos.

Su nombre significa “gusano” en lengua tzotzil, y viven en los árboles de caucho, principalmente de Copoya y los municipios de Chilón, Ocosingo, Huitiupan, Simojovel y Yajalón.

Te podría interesar: Hongos, insectos y luciérnagas en Tlaxcala.

Este video te puede interesar

Hablamos con la cocinera tradicional Ricarda Jiménez, quien es de origen zoque y conoce a la perfección los usos de este gusano gourmet.

Foto de Ricarda Jiménez

Pequeños gustos de temporada

Los meses ideales para consumir zats son julio y agosto. Esto, debido a que es la única época en que se les puede encontrar adheridos a los árboles. Se trata de una especie cero tóxica, que si se cocina bien puede gustarte mucho y ser una fuente importante de proteínas.

Según cuenta Ricarda, ella los colecta en cubetas. Posteriormente los lleva a su casa y procede a cocinarlos. Pone especial esmero en ello, debido a que es un placer que muy pocas veces puede darse, y ofrecer a su familia y clientes, durante el año.

Foto de Ricarda Jiménez

¿Cómo cocinarlos?

Los zats se comen como botana casi invariablemente. Primero se les limpian las entrañas y luego se ponen a hervir en agua salada. Una vez cocinados, se les escurre y fríe en manteca de cerdo. El último paso del procedimiento consiste en condimentarlos. Generalmente, sólo con sal y limón.

Te podría interesar: Temporada de insectos y cuáles se reproducen en México.

En Chiapas se comen al centro, como si se trata de palomitas, con una buena salsa de molcajete al lado. Hay quienes los envuelven en tortillas y hacen tacos con ellos, pero son los menos.

El sabor de los gusanos es tenue, pero sabroso. No podríamos decirte exacto a qué saben, porque Ricarda asegura que es de un gusto muy especial y único. Ahora que ya sabes de qué va el consumo de zatz, ¿te atreverías a probarlos?

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?