Nuestros sitios
Compartir

Masa madre en casa: aciertos y errores

Por: Fernanda Hernández 13 Abr 2020
Descubre las bondades de la masa madre; la mejor aliada a la hora de hacer pan en casa. Aquí te dejamos los aciertos y errores más comunes.



	     Masa madre en casa: aciertos y errores

La masa madre sirve para lograr una buena hogaza de pan, la cual puede hacer vibrar nuestros sentidos; no estamos exagerando, ¿quien no ha disfrutado el crujir de un pan o se ha emocionado porque le toque el pan recién salido del horno? Pues esas sensaciones son las que hacen que nuestras papilas gustativas están listas para actuar en cada bocado. 

Te podría interesar: Masa madre el secreto del pan perfecto

Sin embargo, no todos los panes son iguales, algunos solo los consumimos por costumbre, los de caja y empacados comerciales son claro ejemplo de ello.

Este video te puede interesar

Para que cada pan que te lleves a la boca valga la pena, te decimos cómo hacer masa madre en casa y cuales son los errores más comunes dentro de la receta. 

Masa madre

panaderías-cdmx-portada

Foto: shutterstock

Recordemos que la masa madre o “sourdough” se produce a partir del fermento de trigo, este se deja a temperatura ambiente para que las levaduras naturales del grano se desarrollen y así formen nuestro fermento. 

Receta básica del chef Matteo Salas @matteo 

  • 100 gr de harina de trigo integral (no blanqueada)
  • 100 ml de agua potable 

Procedimiento:

En un molde de vidrio o plástico limpio, mezclar los ingredientes y dejar reposar a temperatura ambiente. 

Aciertos

Calidad de la harina: este punto es el más importante debido a que un grano blanqueado o sin almidón, no tiene los nutrientes necesarios para crear el fermento. 

La temperatura: se debe dejar en un lugar fresco y seco. De preferencia cerca de la alacena, sobre el refrigerador o en una mesa. 

Te podría interesar: Iván Rústico: artesano del pan

Errores

cuchillo para pan

Foto: Shutterstock

Tiempo: no desesperes si tu masa va lenta, recuerda que la paciencia es una virtud. Entre más desesperes menos verás los resultados. 

Espacio: trata de tomar el tiempo adecuado para hacer tu masa, tener moldes limpios, comprar insumos de calidad y darle todo tu cariño.

Almacenamiento: siempre tiene que ser en espacios libres de polvo y calor, recuerda que tu fermento es vida, si los descuidas en el calor pueden generarse bacterias que dañen tu organismo. La limpieza es la parte más importante de estos procesos en casa.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?