Nuestros sitios
Compartir

Popo, la espuma que se bebe en el Papaloapan de Oaxaca

Por: Ollin Velasco 03 May 2021
Esta bebida ceremonial se puede encontrar en mercados y engloba una tradición de enorme perfeccionamiento técnico al lado de un metate.



	     Popo, la espuma que se bebe en el Papaloapan de Oaxaca

Fuera del sureste de México casi no se le conoce. El popo es una bebida ceremonial que se acostumbra en el sur de Veracruz, pero que tiene su mayor representación en el norte de Oaxaca, específicamente en la Cuenca del Papaloapan, así como en algunas partes del Istmo de Tehuantepec. Esta receta es de naturaleza fría y se le identifica por su rebosante y tersa espuma.

Por Ollin Velasco

No hace falta una fiesta para que el popo circule entre los habitantes de la zona chinanteca de la Cuenca del Papaloapan, conocida comúnmente también como Tuxtepec. En los mercados, y hasta en las banquetas a orilla de la calle, pueden encontrarse puestos que venden vasos con la bebida.

Este video te puede interesar

No obstante, preparar popo es un arte que pocos dominan a la perfección. Una ración individual de esta receta, hecha de forma tradicional, puede llevarse hasta dos días antes de estar lista. Hay que esperar por una versión verdaderamente digna ella.

Te podría interesar: Bebidas de Oaxaca, un libro con 77 elíxires líquidos del estado.

El arte de espumar

De acuerdo con el libro Bebidas de Oaxaca, de Salvador Cueva y Ricardo Bonilla, en donde se hace un recorrido por 77 distintos elíxires líquidos del estado, el popo “es una espuma que se bebe y no una bebida que espuma, porque su esencia es esa.”

Normalmente se prepara con una base de cacao blanco (o pataxte), atole de maíz amarillo, cocolmeca (una planta que permite espumarlo) y agua. Dependiendo de la receta, también puede llevar canela, endulzantes, anís y arroz. Siempre se sirve con hielo, debido a que la zona donde se le hace y consume es húmeda y caliente.

Popo, la espuma que se bebe en el Papaloapan de Oaxaca 0

Foto de Pixabay.com

Salvador Cueva cuenta que, al documentar la bebida en Tuxtepec, se dio cuenta que precisa de una técnica de elaboración sofisticada. Primero, el cacao blanco debe dorarse en el comal, sin que se queme (ya que eso amarga la bebida); luego, en las mismas brasas se ponen directamente ramas de cocolmeca, a las que hay que cuidar para que no se resequen.

Te podría interesar: ¿Cuáles son los tipos de cacao?

Posteriormente debe pelarse el cacao (quizá uno de los procesos más laboriosos al hacer esta bebida) y mezclarse con el maíz y la cocolmeca cortada en pedazos. Todo eso va al metate y se procesa hasta conseguir una masa uniforme. A ella se agregará agua, para luego colarla numerosas veces.

Al final sólo queda agregar algún endulzante (eso es a gusto personal), así como hielos. La espuma se hace con un molinillo de madera, que ha de usarse aplicando movimientos intensos, y se sirve de forma típica en una jícara. Hay quienes acompañan el popo con tamales.

Popo, la espuma que se bebe en el Papaloapan de Oaxaca 1

Foto de Wikimedia Commons.

Secretos de familia

En el apartado del Papaloapan que se encuentra en Bebidas de Oaxaca, se consigna que

“la higiene en la preparación de la bebida es una prioridad porque los utensilios guardan el sabor del popo; nunca se usan otros, porque de otro modo se “corta” o no hace espuma.”

En el caso de la familia donde Cueva levantó testimonio del popo, su hechura lleva tiempo y un cuidado especial que se nota en el resultado último. La tradición del popo se transmite de generación en generación y se ejercita en la diaria práctica. Es una reliquia que, más allá de sus sabor y frescura, habla de la profunda cultura culinaria de una región que se siente muy orgullosa de ella.

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!