Nuestros sitios
Compartir

Pollos Vergas: asados, estilo Sinaloa y a buen precio en la CDMX

Por: Ollin Velasco 10 May 2021
La nueva faceta de Don Vergas llegó a la capital mexicana con mucho pollo, cervezas frías y banda sinaloense por lo alto.



	     Pollos Vergas: asados, estilo Sinaloa y a buen precio en la CDMX

El más nuevo concepto ligado a Don Vergas es un paraíso del pollo en la CDMX. En Pollos Vergas abunda la música de banda sinaloense, las cervezas frías y, claro, el pollo asado que llega con guarniciones caseras que recuerdan a una fiesta popular fuera de la capital.

Por Ollin Velasco

Luego de que Don Vergas Mariscos fuera un éxito rotundo en la CDMX –primero dentro del mercado de San Juan, en el centro de la ciudad, y luego en su sede fija de la colonia Cuauhtémoc– Luis Valle, el creador del concepto, decidió abrir un nuevo restaurante donde pudiera comerse como en Los Mochis, el lugar donde nació.

Este video te puede interesar

“En Sinaloa comemos pollo asado todas las semanas, al menos un día. Las rosticerías son algo muy común, por lo que sabemos identificar una buena sazón y un buen ambiente para comer y pistear. Pollos Vergas es justo eso: la idea es que los precios sean accesibles para todos, que los sides sean como los que encontrarías en la fiesta de XV años de una de tus primas, y que puedas echar chela a gusto mientras escuchas música o ves un partido de fútbol”, asegura.

Pollos Vergas: asados, estilo Sinaloa y a buen precio en la CDMX 0

Foto de Ollin Velasco.

Pollos, pollos, pollos

El menú del nuevo proyecto de Don Vergas es corto y ganador. Básicamente: puedes elegir entre pollos asados regulares (ya sea enteros, medios o por cuartos) y la especialidad Pollo Vergas (que lleva salsa de chile rojo hecha en casa). También hay arrachera, para los más carnívoros, y chorizo sinaloense asado.

Te podría interesar: Don Vergas Mariscos, la promesa del sabor del noroeste.

Según cuenta Valle –a quien la mayoría de personas identifican como el verdadero Don Vergas–, una práctica sinaloense muy común es deshebrar el pollo sobrante de una comida para volverlo una receta nueva. En Pollo Vergas hay, siguiendo esta línea de recetas de casa, tacos dorados, flautas, ensalada, una torta (imperdible) y un burro. Todo lleva pollo. Todo va perfecto con la salsa picante cruda de jitomate. Todo viene en porciones ideales para no llenarte tan rápido y seguir pidiendo cosas distintas.

Pollos Vergas: asados, estilo Sinaloa y a buen precio en la CDMX 1

Foto de Ollin Velasco.

Los sides son variados (y sí, recuerdan a lo que encontrarías en una mesa de fiesta de XV años): sopa fría de coditos, papas asadas, frijoles puercos, arroz rojo, consomé de pollo, ensalada de nopal, cebollas asadas, guacamole, chiles toreados y tortillas de harina hechas en casa.

¿Antojo de final feliz? Puedes pedir arroz con leche, enrollado de dulce de leche y gelatinita de mosaico.

El pisto

No sabemos qué es más grande en Pollos Vergas: si la cocina o la barra. Sin duda, ir a comer a dicho lugar implica irse con al menos dos cervezas bien frías en la cuenta. Sin embargo, no puedes perderte los cocteles creados por Limantour: el Tequijicachili (con tequila, granizado de jícama y chamoy), el Chicken Tonic (con gin y tisana de frutas), el Pollona (mezcal, jengibre, tamarindo y refresco de toronja) y el Manila Gallina Ice Ice (tequila, maracuyá, mango, guayaba y chamoy).

Pollos Vergas: asados, estilo Sinaloa y a buen precio en la CDMX 2

Foto de Ollin Velasco.

De cajón también ofrecen carajillos, mojitos, margaritas, negronis, mimosas y cervezas hasta en formato caguama. Para beber solos hay tequila, mezcal, ron, vodka, whisky, digestivos, aguas frescas y café.

El ambiente en el restaurante, al que lo mismo llegan oficinistas de la zona que transeúntes atraídos por las paredes amarillas y la enorme caricatura de un pollo con sombrero en el toldo de la entrada, siempre es relajado: muy sinaloense y muy de pollería.

Al final, un pollito de cuerda te lleva la cuenta. Los meseros bromean siempre con el hecho de que el juguete decide a quién le toca pagar la cuenta. Lo mejor del caso es que, en serio, los precios son razonables. Los Pollos Vergas le hacen honor a su nombre. Seguro vuelves.

“No hay nada mejor que una comida que te recuerde a casa. No importa si vienes o no crudo, acá te cuidamos y logramos que te sientas bien y apapachado desde la primera michelada y el primer taco”, dice Valle.

Nuestros favoritos

La torta de pollo y las caguamas frías.

Tip

Procura hacer reserva, porque todo el mundo quiere conocerlo.

Fun fact

La caricatura del pollo que se encuentra en la entrada está inspirada en Luis Valle.

 

Dónde: Río Nilo 75, Cuauhtémoc, CDMX.

Cheque promedio: $300 por persona.

IG: @pollosvrgz 

 

 

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?