Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Mariscos que se ponen rojos al cocinarlos y ¿por qué cambian de color?

Por: Mariana Frias 16 Sep 2023
Mariscos que se ponen rojos al cocinarlos y ¿por qué cambian de color?
Conoce los mariscos que cambian de color y la razón por la que sucede. Siendo también un indicador que te sirvirá la próxima vez que cocines mariscos.

Quizá en algunas ocasiones has cocinado o has visto a alguien cocinar mariscos, más específicamente crustáceos. Puedes observar que al someterlos algún tipo de cocción suelen cambiar de color al que tenían cuando están crudos. Es por eso que hoy te contamos a qué se debe está reacción y cuáles son los mariscos propensos a que les pase esto.

Por Mariana Frias

Los crustáceos se ponen rojos al cocinarse
Los crustáceos se ponen rojos al cocinarse. Foto por Canva

¿Qué mariscos cambian de color?

Son los crustáceos como langostas, camarones, cangrejos, bogavantes, nécoras y langostinos, por mencionar algunos. Ellos suelen vivir en el fondo del mar. Gracias al caparazón de color verde azulado o hasta pardo rojizo en algunos. Es lo que les ayuda a pasar desapercibidos ante sus depredadores.

Te podría interesar, desde Cocina vital: Cómo preparar deliciosa sopa de mariscos en 30 minutos.

Pero la realidad es que estos colores no son naturales en ellos, ya que ellos son transparentes. Pero los consiguen a través de los pigmentos ingeridos que se encuentran en su dieta, como las algas o plancton que tienen pigmentos carotenoides es decir astaxantina, cantaxantina, betacaroteno, entre otros que son de color naranja y rojo. Tras la digestión estas moléculas se unen con las proteínas del crustáceo, cambiando su color transparente a esos tonos verdosos y pardos.

Los mariscos con transparentes en realidad
Los mariscos con transparentes en realidad. Foto de Cava

¿Por qué cambian de color?

La astaxantina no podemos verla a simple vista. Porque está unida a unas proteínas llamadas crustacianinas, que se ocultan bajo una capa de color azul o verde. Estas proteínas cumplen la función de proteger a la astaxantina de la luz.

Te podría interesar: 3 mercados en la CDMX para comprar pescados y mariscos.

Es por eso que cuando se somete a los mariscos a una fuente de calor para cocinarlos. Este hace que las crustacianinas se desnaturalicen. Es decir, que se rompan y pierdan su estructura dejando expuesta a la astaxantina, que en ese momento muestran su color rojo.

Cocción de mariscos
Cocción de mariscos. Foto de Canva

Este cambio de color también sirve como indicador para el punto de cocción de los crustaceos. Si los cocemos demasiado tiempo, la astaxantina comienza a degradarse también y pierde su color. Ya que tras la cocción el marisco se ve pálido, señal de que se ha quedado seco. Por eso, es importante controlar el tiempo y la temperatura de cocción de los mariscos.

Te podría interesar, desde Mujer de 10: Actividades imperdibles cuando vayas a Tulum.

Foto perfil de Mariana Frias
Mariana Frias mariana.frias
Comparte éste artículo
Te recomendamos
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS el especial del mes Behind the Chef
Toda la gastronomía en directo para ti
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
¡Suscríbete ahora y recibe nuestro mejor contenido! ¡Suscríbete AQUÍ!