Nuestros sitios
Compartir

¿Por qué deberías aprender las recetas de tu abuela?

Por: Nutrióloga Melissa Tena 13 Nov 2020
Son herencia, ayudan a fortalecer lazos familiares y seguramente lo vas a agradecer cuando las necesites, estas son poderosas razones para aprender las recetas de las abuelas.



	     ¿Por qué deberías aprender las recetas de tu abuela?

Siempre he pensado que la comida es mucho más que comida, la comida representa historia, cultura, tradición, herencia, ideología.
Somos lo que comemos, pero también como y porqué comemos, qué sentimos cuando comemos, con quién compartimos la comida y el motivo por el que elegimos ciertos alimentos.

Por: Nutrióloga Melissa Tena 

Recientemente me he atrevido (digo “atrevido” porque las recetas de la abuela siempre imponen respeto) a preparar dos recetas de mi abuela: mole poblano y hojaldras (pan de muerto). Ha sido una experiencia extraordinaria y he disfrutado demasiado del proceso. Por eso hoy quiero compartir contigo algunas razones poderosas para aprender las recetas de tu abuela:

Este video te puede interesar

1. Porque son tu herencia. Cada familia tiene diferentes formas de preparar una misma receta, dependiendo de la región originaria de tu familia los ingredientes pueden variar, pero también la historia familiar influye en el desarrollo de las recetas. Si tienes la fortuna de poder platicar con tu abuela mientras aprendes su receta, podrás descubrir que detrás de esa preparación que te encanta, hay, quizá, una o varias anécdotas.

cocinar con niños

Recuerdo una vez que mi abuela paterna preparaba unas enchiladas de queso que le quedaban riquísimas y me contó que la primera vez que las hizo mezcló diferentes quesos porque se le iban a echar a perder, le quedaron tan ricas que decidió dejar la receta así.

También ve: ¿Qué es el comfort food y por qué nos hace sentir bien?

2. Porque ayuda a fortalecer lazos y tradiciones familiares. Aprender las recetas originales de tu abuela te enseña sobre el pasado familiar, fortaleciendo el sentido de pertenencia e identificación con tu familia. Mi familia materna es de Puebla, recuerdo que de pequeña el 2 de noviembre de cada año nos reuníamos en la casa de mi abuela para hacer hojaldras (pan de muerto). Mi mamá y mis tías se sentaban con mi abuela a amasar, toda la casa estaba calientita por que el horno se prendía desde temprano para que la masa creciera y cuando estaba lista, todos, incluidos los niños ayudábamos a formar las hojaldras.

También ve: El oficio de hacer tortillas, conforme una cocinera tradicional que lo practica desde los cinco años

Recuerdo claramente cuando mi abuela me explicó que el decorado representa los “huesitos” del muerto. En la madrugada del día siguiente cada familia salíamos de la casa mi abuela con cajas de pan recién horneado, oliendo a esencia de azar, cansados de amasar y contentos por nuestra forma de honrar a los que se fueron.

3. Porque las vas a necesitar. ¿Cómo olvidar esa escena de la película “Ratatouille” dónde Ego se ve transportado a su niñez al probar el platillo preparado por Remi? Amo esa escena porque dice tanto y tan claro, los platillos de tu niñez vienen cargados de recuerdos y emociones, que no sólo te van a sacar una sonrisa o una lágrima, también te van a ayudar a conocerte mejor y a observar qué es lo que necesitas.

¿Se te antoja una sopita de esas que te preparaba tu mamá cuando estabas enfermo? Tal vez lo que necesitas es descansar. ¿Se te antoja el molito que preparaba tu abuela sólo en las fiestas? ¡Tal vez lo que necesitas es divertirte!

caldo de pollo

Foto: Shutterstock

Siempre comento con mis pacientes que la comida no debe ser el centro de tu vida, pero definitivamente es una parte muy importante de la que puedes aprender mucho y convertirla en una maravillosa y satisfactoria experiencia.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!