Nuestros sitios
Compartir

Origen de las cocadas y cómo hacerlas en casa 

Por: Fernanda Hernández 08 Jun 2020
Las cocadas se elaboran con coco maduro rallado, leche fresca, canela y azúcar. Existen versiones con huevo o azúcar morena.



	     Origen de las cocadas y cómo hacerlas en casa 

Las cocadas se elaboran con coco maduro rallado, leche, canela y azúcar. Existen versiones con huevo o azúcar morena. Esto depende mucho de la zona donde se preparen. Se cree que se popularizó en Medina del Campo, Valladolid; gracias a un cocinero local que venía de Zamora, dentro de la misma comunidad de Castilla y León, en España. 

coco-rallado-pasteleria-reposteria

Foto: shutterstock

Él preparaba un dulce con piñones, sin embargo, después de la Guerra Civil Española, la escasez de esta semilla hizo que comenzará a usar coco rallado, así surgió la cocada. En México las responsables de este manjar son las monjas, quienes lo mezclaban con canela para darle un sabor diferente. 

Te podría interesar: Tips de Yuri de Gortari para preparar dulces mexicanos

Este video te puede interesar

En el país las cocadas se comenzaron a elaborar con yema de huevo, lo cual les daba ese característico color amarillo.  También existen diferentes variedades de cocadas: suaves (sin hornear), con coco fresco, firmes con coco maduro, y las que se hornean con huevo y tienen una textura más rústica. 

tipos-de-cocada

Foto: shutterstock

En México durante todo el siglo XIX, la dulcería artesanal e industrializada tuvo su auge. Muchos estados comenzaron a producir enormes tandas de cocadas, palanquetas, jamoncillo, pepitorias y más.  En los mercados puedes encontrar alfajores de coco, que son muy similares a las cocadas suaves, solo que a estos se les agrega colorante rosa y algún licor. 

Te podría interesar: Dulces mexicanos con chilito, ¡se vale salivar!

Si quieres preparar cocadas en casa vas a necesitar: 500 ml de agua, 500 gramos de azúcar estándar o morena, 3 yemas y 300 gramos de coco rallado. Si deseas puede agregar licor de café, canela o vainilla.

En una cacerola o cazo de cobre, agrega el azúcar, el agua y el coco; cocina hasta que se despegue de las paredes del cazo y agrega de golpe el huevo, sin dejar de mezclar. Coloca cucharadas de la mezcla en una charola con papel encerado y hornea 15 minutos a 180°C.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!