Restaurantes Bebidas
Estás leyendo:
Comida y Cultura Así se prepara el caldo de rata en San Luis Potosí
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Comida y Cultura

Así se prepara el caldo de rata en San Luis Potosí

Doña Lupita, quien es cocinera tradicional, nos platica sobre la preparación del caldo de rata y sus propiedades curativas.
Así se prepara el caldo de rata en San Luis Potosí

La zona del Altiplano de San Luis Potosí tiene entre sus atractivos gastronómicos un platillo inusual, al menos en la Ciudad de México, se trata del caldo de rata, cuya preparación es similar a la del pollo.

Por: Liliana Ortiz (@lilimarleen91)

“La carne se pone a cocer con lo que hay en casa (ajo y cebolla), después se le agrega zanahoria y papa en trozos”, conforme María Guadalupe Salazar, quien es cocinera tradicional y aprendió esta receta gracias a su tía. “Le agregamos pocos ingredientes para que la rata no pierda su sabor y se cocina al mezquite”.

También ve: La historia del caldo de piedra 

Según Lupita, como la conocen, este tipo de carne tiene un gusto similar al pollo o al conejo, pero es un poco más “dura”.

Además de su sabor, el caldo de rata es valorado en diversas regiones de México porque supuestamente es curativo. Los habitantes de zonas rurales afirman que sana desde la gripe hasta dolores relacionados con el cáncer. “La gente se fortalece con el caldo de rata”.

Los roedores que se utilizan para preparar este plato humeante, se crían en libertad en los montes, por lo que sus principales fuentes de alimentación son el nopal y el maguey.

Una pieza cuesta aproximadamente 25 pesos y alcanza para una o dos personas (depende del apetito).

También ve: ¿Cómo se prepara la olla podrida? 

Aunque lo tradicional es preparar caldo, Lupita nos contó que la carne también se puede freír y acompañar con mole, salsa de jitomate o pipián.

“Cuando los lugareños salen a cazar ratas, algunas veces se quedan en el monte a dormir y ahí preparan una discada de ratas, que es un guiso que se prepara en una tapa de acero con los vegetales que se tengan”.

Doña Lupita cocina desde los siete años, cuando empezó a observar a su tía frente al asador. Ahora su hija la acompaña a ella y asegura que esta tradición se sigue transmitiendo de generación en generación.

Otros platillos tradicionales del Altiplano potosino son la barbacoa, las empanadas y el pan de naranja. Aunque si se desea probar cualquiera de estos alimentos, la cocinera tradicional dice que no existe un lugar establecido, y la opción es comer con la gente local.