Restaurantes Bebidas
Estás leyendo:
Eventos ¡Hay tamales! De las distintas regiones de Oaxaca
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Eventos

¡Hay tamales! De las distintas regiones de Oaxaca

Cocineras tradicionales de Oaxaca cocinaron de forma simultánea distintos tipos de tamales de las diferentes regiones y con ingredientes variados.
¡Hay tamales! De las distintas regiones de Oaxaca

Además de los típicos de chile verde, mole, dulce o de rajas, los oaxaqueños son los más populares en el universo de los tamales, pero en Oaxaca no solo se hacen de mole negro, que son los tradicionales, sino que hay una gran variedad.

Por: Araceli Calva 

Cada región tiene los propios, por lo que en todo el estado se pueden encontrar de un sinfín de ingredientes, como hormigas chicatanas, jumiles, iguana, frijol, entre muchos otros.

Este video te puede interesar

En el reciente Encuentro de Cocineras Tradicionales 2019, que se llevó a cabo en Oaxaca, las protagonistas de este evento dieron una muestra de su gran legado gastronómico en materia de tamales, cada una preparó aquellos propios de su región, como Trinidad Ruiz, de Teotitlán del Valle, quien cocinó unos tradicionales tamales con chapulines.

De manera simultánea, Elvira Cordero comenzó con la preparación de los tamales de tichinda de Santa Rosa de Lima, y Astrid Núñez con los tamales de epazote de Santo Domingo de Tehuantepec, o Dorca Juan Carrasco con los tamales de caracolitos de San Pedro La Alianza.

También ve: Así se prepara el mole negro de Oaxaca 

Por su parte, los visitantes se dieron un gran banquete, pues tuvieron de donde elegir, como los de camarón, de chileajo, flor de tejón, salchicha ejuteca y cambray.

Envueltos en hoja de plátano o totomoxtle y elaborados con nixtamal, los tamales son de arraigo popular, y no solo son apreciados en Oaxaca, sino en todo el país.

También ve: Panes de muerto que debes probar en Oaxaca 

De acuerdo con Arqueología Mexicana, el tamal data de la época precolombina, pues “en el Códice Florentino, no sólo se indica la diversidad de este antojito, sino que se informa de las ocasiones en que se les consumía e incluso se dan indicios de las maneras en que se les preparaba”.

 

¿Qué tema te interesa?