Restaurantes Bebidas
Estás leyendo:
Comida y Cultura 5 alimentos que comeremos en el futuro
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Comida y Cultura

5 alimentos que comeremos en el futuro

Isectos, carne de laboratorio y hongos son algunos de los alimentos que podrían convertirse en base de nuestra alimentación en un futuro cercano.
5 alimentos que comeremos en el futuro

Esta semana se cumplieron 50 años de que el primer hombre pisó la luna. El 13 de septiembre de 1969 Neil Armstrong dejaba su huella en el suelo lunar mientras miles de televidentes seguían su proeza a través de la pantalla. Parecía terreno de la ciencia ficción; finalmente muchos de los sueños de los escritores clásicos se hacían realidad y parecía que el hombre comenzaba a conquistar el espacio. Para la misión se habría desarrollado una serie de gastronomía espacial que mucho tomaba de los avances tecnológicos que los Estados Unidos tenían en materia de gastronomía militar: alimentos deshidratados, estabilizados, enlatados y con aditamentos integrados para consumirlos fácilmente.

Por: Jazmín Martínez 

Un año antes Stanley Kubrick había estrenado “Odisea en el espacio”, una película que abarrotó las salas de cine con su expectativa futurista de lo que tendría que ser la vida humana interestelar en el año 2001. Los personajes de la película, a bordo de una nave espacial de PanAm, comen en repetidas ocasiones durante una película que muestra charolas de comida procesada y sándwiches de jamón y pollo artificialmente creados. 

Cincuenta años después de las predicciones de la ciencia ficción y 18 años después del año en el que narrativamente se situó Odisea en el Espacio, el futuro de la alimentación aún parece ser producto de la imaginación de un director de cine. Hemos seleccionado cinco alimentos que en algunas décadas podrían convertirse en esenciales de la mesa (algunos ya lo son). La promoción de estos alimentos está principalmente motivada por razones ambientales y de ética hacia otros seres vivos. El objetivo es claro: es necesario frenar la manera y el ritmo al cual se producen alimentos de cara a un futuro habitable.

También ve: La monja budista que ha cautivado corazones con su comida 

Carne producida en laboratorio

Parece guión de película de David Cronenberg, pero desde hace algunos años diversos laboratorios en el mundo se encuentran en la búsqueda de alternativas para crear carne más limpia y libre de crueldad. Para hacer carne de laboratorio es necesario tomar tejido del animal en cuestión y después alimentarlo con un suero. Esta carne puede ser la respuesta a la deforestación, producción de gases de efecto invernadero y gasto de agua que provoca la actividad agropecuaria. Es también una vía para consumir carne sin lastimar seres vivos, aunque esta implicación aún yace en idea pues el suero con el que se hace crecer la célula de carne tiene que ser extraído de animales vivos. Uno de los grandes retos es lograr crear carne que se parezca a la que consumimos, pues hasta el momento la la carne de laboratorio se asemeja más a una hamburguesa industrializada que a un buen rib eye. 

Insectos

Aunque en México la entomofagia, o la costumbre de comer insectos, data de tiempos precolombinos, la cultura occidental no está muy familiarizada con invitar a estos seres a la mesa. El futuro de la alimentación puede yacer en las patas de los insectos por diversas razones: su producción requiere espacios pequeños, tienen un alto valor nutricional y son ricos en proteínas. 

insectos comestibles

Foto: Shutterstock

También ve: Insectos comestibles en México que son un manjar 

Algas

Notpla es una compañía con base en Londres que ha desarrollado empaques transparentes hechos con fibra de alga marina. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol, pero estos empaques son comestibles y biodegradables. La tecnología puede ser una respuesta tangible a los problemas de polución por plástico. 

granja de algas

Foto: Shutterstock

Nopales

El chiste local de los alumnos del politécnico que quieren desarrollar todo tipo de avances a partir del nopal, nos ha alcanzado. El nopal es uno de los alimentos que mejor se posa en el futuro porque es fácil de cultivar, incluso en zonas áridas donde hay poca agua. Tiene un alto valor nutrimental y muchísima fibra. Es versátil en platillos, económico, y la nopalera produce además otros frutos que también son comestibles y nutritivos, como el xoconostle o la tuna. 

Foto: Dominio Público

Hongos

Organismos parasitarios capaz de crecer donde otras especies vegetales no pueden hacerlo. En México los hongos son herencia de una dieta ancestral. Las abuelas de muchos de nosotros, incluso las madres, todavía salieron al campo a recolectar hongos. Son fáciles de cocinar y por su amplio espectro ofrecen una gama de sabores riquísima. Abundan en las zonas montañosas, donde son económicos y al alcance de quien quiera salir a juntarlos. El estado de México, por ejemplo, cuenta con una variedad de hongos “preciosos”. Desde el bosque otomí hasta el sur del Estado pasando por Valle de Bravo, se pueden encontrar setas (que hervidas tienen una textura similar a la de la carne), morillas, hongos azules…

origen y beneficios de los hongos

Foto: Dominio Público

¿Qué tema te interesa?