Nuestros sitios
Compartir

Fallece César “El Negro” Castro, figura del catering cinematográfico nacional

Por: Jazmín Martínez 29 Dic 2020
César “El Negro” Castro falleció por covid, sin embargo, sus mesas repletas permanecen en el recuerdo de cientos de participantes de la industria del cine



	     Fallece César “El Negro” Castro, figura del catering cinematográfico nacional

“Tú no eres chef, nunca vas a ser chef”. Así le dijo el chef colombiano Saúl Valdés a César “El Negro” Castro en una de las tantas pláticas que compartieron.

Por: Jazmín Martínez 

César nació en 1967 en San Juan de Aragón, uno de los pueblos que aún se mantienen vivos dentro de la gran Ciudad de México. “El Negro” quería ser chef, pero le faltaba mesura: no sabía calcular porciones, si le pedías un taco de carnitas te servía medio kilo, si llegabas a su casa a la botana para cuando el plato fuerte estaba listo ya no había apetito. “La panza es primero”, decía, parafraseando al caricaturista Rius. César nunca iba a ser chef, en el sentido estricto de la palabra, porque él cocinaba para saciar sin medida.

Este video te puede interesar

“El Negro” trabajaba en la extinta Luz y Fuerza del Centro, pero el llamado de la vocación le llegó pronto. Desde 1995 comenzó a dedicarse al catering cinematográfico, ese que exige jornadas de trabajo que empiezan de madrugada y terminan cuatro horas antes de tener que volver a empezar.

También ve: ¿Quién fue don Chon, el mayor chef de cocina prehispánica en la CDMX?

Sirvió de comer lo mismo en la selva que en el desierto. Cuando llegaba a una locación remota lo primero que hacía era identificar las tienditas locales, las fondas, cualquier lugar en el cual pudiera comprar los insumos que necesitaba para darle de comer a la producción.

Se apropió de ingredientes y recetas locales que replicaba en la cocina de su casa. Comer en su mesa era indulgente: pancita de res a la mantequilla, tacos de tripa bien confitada, aguachiles de tamaño monstruoso que preparaba con el camarón que iba a conseguir tempranísimo al mercado de La Viga.

De Baja California a Quintana Roo se hizo de amigos que no podían resistirse a la sonrisa fácil de El Negro, pues todos queríamos (me incluyo) un lugar en su comedor. Y es que estar rodeado de gente era una de las cosas que más le gustaban, además de bailar cumbias como pocos; vivía en la misma calle que la Dinastía Pedraza y en los últimos meses de su vida ayudó a sacar a la luz al más reciente disco de su amigo, Alberto Pedraza, intérprete de “La Huaracha Sabrosona”.

Trabajó con Gael García en “Museo”, aunque entre risas contaba que el actor y director mexicano “era muy fresa” y había preferido traer a su propio cocinero a la producción. Decía que el platillo favorito del primer actor Damián Alcázar eran los huevos tirados. De Joaquín Cosío siempre aplaudió su gusto por el mezcal y la bohemia.

Durante la cuarentena de 2020 ni a Cosío ni a Silverio Palacios (“Matando Cabos”, “El Infierno”) ni a Dolores Heredia (“Santitos”, “Rudo y Cursi”) les faltaron los apapachos del Negro en forma de comida que llegaba a sus domicilios “para que no tuvieran que salir”.

Fue en este tiempo que apoyó con alimentos a un albergue para mujeres víctimas de violencia doméstica que no podían hacer cuarentena en su casa. Antes, durante el sismo de 2017 instaló a todo su equipo, gente, remolques y fierros, afuera del derrumbe la calle Chimalpopoca y por varios días dio de comer a los voluntarios. Al lado de sus hermanos y socios en “El Negro Alimentación”. 

César nutrió los sueños de decenas de cineastas en Capadocia, Club de Cuervos, La Delgada Línea Amarilla, Control Z, Las Venganza de las Juanas, Monarca, Maradona, Cantinflas, Polvo, Amar a Muerte, El Recluso… una lista que dejó de crecer la madrugada del pasado 19 de diciembre de 2020.

Hoy, en sus redes sociales, muchas de las personalidades del cine que tuvieron el gusto de colaborar con El Negro le han dedicado un adiós póstumo. La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas lamentó su partida en un comunicado. El mundo del cine mexicano se ha quedado sin el alimento provisto por César “El Negro” Castro. Así, una comunidad que no puede reunirse físicamente despide a la distancia a su amigo, al hombre que los juntó en su mesa, el que siempre tuvo un taco y un mezcal para todos. #EsLoQueHay

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?