Nuestros sitios
Compartir

5 formas distintas de cocinar alcachofas y 3 dips para acompañarlas

Por: Ollin Velasco 03 Mar 2021
Esta hortaliza es tan versátil, que tienes varias opciones para disfrutarla sola o acompañada de una salsa extra. ¡Acá te damos ideas!



	     5 formas distintas de cocinar alcachofas y 3 dips para acompañarlas

No hay mejor temporada para comer alcachofas, que de enero a mediados de año. Esta hortaliza, que en realidad es la inflorescencia inmadura de una planta del mismo nombre, crece en la punta de vástagos y se caracteriza por su sabor único y su versatilidad en la cocina.

Tomando en cuenta que estamos en una de las mejores épocas para cosecharlas, pensamos en darte algunos consejos para cocinarlas de distintas formas y acompañarlas con dips especiales y no precisamente tan comunes.

Por Ollin Velasco. 

El previo

Este video te puede interesar

Cuando consigas tus alcachofas, ya sea que las compres en el súper o en un mercado, procura hacerte de las que tengan las hojas más cerradas y no presenten manchas negras en la superficie. Busca que tengan buen tamaño y, claro, que no asomen sus características flores de color morado.

5 formas distintas de cocinar alcachofas y 3 dips para acompañarlas 0

Foto de Pixabay.com

Una vez que las tengas en casa, ya lavadas, decide si las cocinas enteras, a la mitad o troceadas. De esto dependerá su jugosidad y el tiempo que te llevará tenerlas listas. Entre más grandes, más tardarán.

¿Cómo cocinarlas?

  1. Hervidas

Una vez que las cortes y les retires las hojas que sean necesarias, mételas un momento en agua fría con unas gotas de limón, para evitar que se oxiden tan rápido. Pasados unos cinco minutos, ponlas en una cacerola con suficiente agua, un poco de sal y déjalas a hervir por lo menos 15 minutos. Escurre.

Te podría interesar: Origen y beneficios de la alcachofa.

  1. Al vapor

Utiliza una vaporera y acciónala durante el tiempo que requieras, hasta que queden del término que a ti te guste. En este caso, lo mejor será que las cortes por la mitad para que puedas ser testigo del avance. Revisa constantemente el nivel de agua dentro de tu vaporera, para que las alcachofas no se resequen.

  1. Freídas

Esta hortaliza suele absorber aceite de forma considerable. Como las alcachofas suelen ser una gran opción de cocina saludable, lo mejor quizá sea que optes por cocinarlas sobre un poquito mantequilla o aceite vegetal, en un ferro o sobre una plancha. Condimenta al gusto y asegúrate de voltearlas de lado cada que empiecen a cambiar de color.

5 formas distintas de cocinar alcachofas y 3 dips para acompañarlas 1

Foto de Pixabay.com

  1. Horneadas

Una de nuestras opciones favoritas, por el rango amplio de acción que permite el método. Precalienta a 200 grados centígrados el horno, coloca las porciones del vegetal en un refractario que pueda meterse sin problemas y rocía encima de ellas un poco de aceite de oliva virgen, sal de grano y las hierbas que más se te antojen. Cocina por al menos 20 minutos y decide si poner sobre la hortaliza una capa de papel aluminio.

  1. Confitadas

Lo único que tienes que hacer es, después de limpiar las alcachofas, sumergirlas en aceite de oliva virgen y calentar hasta llegar a 60 grados centígrados. Recuerda que esta técnica precisa de una cocción lenta, que puede llevarse hasta tres horas. Al final retira el ingrediente del fuego, escurre y deja que sazona al gusto.

Acompañar esta última manera de preparar alcachofas con sabores cítricos adicionales es ideal. Así las probamos en el restaurante italiano Mattea, del chef Axel Vázquez. Una maravilla.

Te podría interesar:  Tres tiendas para comprar tu despensa sin salir de casa.

Acompañamientos

Por sí mismas, las alcachofas brillan donde sea. No obstante, algunos acompañamientos equilibrados pueden ser buena opción para elevar la experiencia. Acá te recomendamos algunos con los que nos gusta mucho experimentar cuando se trata de este insumo.

5 formas distintas de cocinar alcachofas y 3 dips para acompañarlas 2

Foto de Unsplash.com

Vinagreta de limón y menta

Usa limones no tan agrios, aceite de oliva virgen y pedazos de hojitas de menta. Salpimenta al gusto.

Aderezo con limón

Mezcla el jugo de un limón con una cucharada de aceite de oliva de muy buena calidad y flor de sal (de preferencia saborizada con alguna hierba de olor).

Queso, queso, queso

En este caso tus alcachofas, sea como sea que las hayas preparado, se harán parte de un nuevo platillo. ¿Qué tal un dip de alcachofas con espinacas?

5 formas distintas de cocinar alcachofas y 3 dips para acompañarlas 3

Foto de Pixabay.com

Lo que tienes que hacer es mezclar las alcachofas y espinacas cortadas, junto con la crema ácida, el queso crema y un poco de mozarella previamente incorporadas. Luego decide y compón la textura con un poco de leche, agrega ajo picado y pimienta, y hornea hasta que la parte de encima se vuelva una verdadera costra de queso.

 

 

 

 

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!