Nuestros sitios
Compartir

Así nació el carajillo, el coctel con café que se prefiere después de la comida

Por: Jazmín Martínez 25 Ene 2021
El carajillo más que un coctel, obedece a un concepto, el de mezclar café con aguardiente. Actualmente con otros ingredientes originales



	     Así nació el carajillo, el coctel con café que se prefiere después de la comida

El carajillo es la respuesta hacia el final de una comida bárbara, donde el sopor (que los mortales conocemos como “mal del puerco”) se apodera de tu cuerpo y sabes que, si quieres continuar la sobremesa, tienes que reponerte. La cafeína y el azúcar que contiene lo convierten en el aliado que te ayudará a recuperar la estamina y a aguantar, incluso, lo que llegue después.

Por: Jazmín Martínez

La versión que conoces seguramente es la que lleva Licor del 43 y café espresso. En los últimos años bartenders de todas las latitudes se han dado a la tarea de reinterpretarlo y han dotado a esta receta base de ingredientes como cardamomo, horchata, matcha, licores de todos tipos. Te sorprendería saber que la del Licor del 43 no es la receta original y que el “carajillo”, más que un conjunto de ingredientes en particular, es un concepto donde se integran un aguardiente y un café.

También ve: Madre Café, el lugar de los carajillos 

Este video te puede interesar

En el año 2012, Mikel Iturriaga, el Comidista del diario El País comentaba que “el combinado de café con brandy, orujo, ron u otros licores no es la primera bebida que asociarías a la modernidad, y su consumo parece parte de esa España que, por suerte o por desgracia, agoniza”. En esa nota Mikel contaba que el brandy Osborne comenzaba a hacer un esfuerzo por todo el país para que el carajillo volviera a convertirse en una bebida “enrollada”. La receta del relanzamiento: brandy, canela, limón, peladura de naranja, vainilla y jarabe de higo. Iturriaga nunca le tuvo buena fe al proyecto. Le sorprendería lo lejos que ha llegado esta bebida en México.

También ve: 5 ideas para maridar tu café 

Como dicta la regla del origen de las bebidas legendarias -recordemos las pasiones que levantan la historia de la margarita, por ejemplo-,  el del carajillo no es menos controversial. Unos dicen que nació en Catalunya, donde los arrieros paraban en los expendios para pedir “¡Un café, que ahora guillo!” (“¡Un café, que ahora me voy!). Otros aseguran que es producto de la guerra de independencia de Cuba (1895), donde los soldados españoles se tomaban un trago de café con ron para darse “corajillo” antes de lanzarse contra los nativos de la isla.

Según Zamora Company, la empresa propietaria de Licor del 43, el carajillo mexicano se originó en los noventa. Por esa época los centros de consumo comenzaron a servir tazas de café con leche con un chaser de Licor del 43. La costumbre disparó las ventas de este licor que además estaba dirigido únicamente al mercado femenino y el “carajillo” evolucionó en lo que conocemos hoy.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?