Nuestros sitios
Compartir

Bebidas

¿Por qué a las cervezas gigantes las llamamos “caguamas”en México?

Por: Ollin Velasco 13 Jul 2020
Los mexicanos amamos la cerveza. Lo mismo en envases de vidrio, lata o hasta los colosales llenos con cerca de un litro de la bebida.


	     ¿Por qué a las cervezas gigantes las llamamos “caguamas”en México?

Se trata de una palabra de amplio uso en México. Acá no hay fiestas familiares, ni fines de semana, sin caguamas: esa presentación gigante en la que cabe cerca de un litro de cerveza.

Las venden lo mismo en expendios populares, que en cantinas y ahora, gracias a una reinvención de gran aceptación entre los millennials, también en restaurantes de ambiente desenfadado.

Sacar las caguamas

Este video te puede interesar

Es 1960, en Monterrey, Nuevo León. En aquel tiempo la Cervecería Cuauhtémoc, mediante su entonces marca estrella Carta Blanca, lanzaba al mundo la primera caguama.

Se trataba de un envase con el contorno de la caguama que sabemos que tienes en mente, con 940 mililitros de líquido espumante por dentro. La caguama, pensada como una versión en tamaño familiar para compartir en casa, se popularizó de una forma que sus creadores nunca imaginaron.

Te podría interesar: Consejos prácticos para hacer tu propia cerveza en casa. 

Hay registros de que, desde la década de los años veinte, ya habían presentaciones familiares de algunas cervezas en México. Pero no fue hasta 40 años después que las caguamas se hicieron una institución en el norte de México.

Una vez que se conoció de ellas en otras partes, y dado su éxito entre las clases populares de las zonas donde se expendían de forma normal, llegó a otros estados y a la ahora Ciudad de México.

Una bebida para todos

Antes, las caguamas tenían la fama de ser una bebida sólo para personas de escasos recursos. El paso del tiempo fue demostrando que no era así.

Ahora, otras marcas de cerveza cuentan con esta presentación. Tienen más o menos mililitros, pero todas rondan la capacidad de un litro de cerveza. Sus nombres, claro, han sido modificados a los de “caguamón”, “ballenón”, “mega” o simplemente “familiar”.

Foto de Pixabay.com

A pesar de todo, de forma genérica se les conoce a todas con el nombre fundador de la tendencia: caguama.

Existe también una teoría que hace una asociación entre la forma de llamar a estas cervezas gigantes y una especie de tortuga que lleva el mismo nombre. Se trata de la caguama, Caretta caretta o tortuga boba, que habita en el Atlántico, Pacífico, Mediterráneo y Océano Índico. Este animal tiene piel blanca y un caparazón café claro. A eso es que quizá se deba la traslación de su denominación a la cerveza de mayores dimensiones en México.

 Te podría interesar: Qué es la cahuamanta y cómo preparar este caldo en casa.

Antes, esta tortuga era famosa porque en el norte del país se preparaba con su carne un caldo llamado cahuamanta. No obstante, desde 1994 la Semarnat la catalogó como una especie en peligro de extinción, por lo que su caza está estrictamente prohibida.

La única forma legal de consumir caguamas, pues, es directamente de una botella fría.

Nuevos tiempos

La nostalgia siempre es buena consejera del marketing. Eso ha funcionado siempre y los tiempos modernos no son para nada la excepción.

La marca Carta Blanca, con el antecedente de ser pionera en la introducción de las caguamas, hace no mucho tiempo lanzó una versión mini de ellas. Las caguamitas están pensadas para consumo individual y conservan los colores e identidad de siempre.

Foto de Ollin Velasco.

Como seguro ya sabes, también fueron un éxito. Tal parece que, a pesar de los distintos formatos con que nos las presentan, los mexicanos seguimos siendo fieles consumidores de todas las novedades de cerveza. El paso del tiempo es lo de menos. La sed y el gozo siempre persisten.

 

 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ nuestra guía de JAMÓN IBÉRICO y sorprende a todos con deliciosos y sofisticados platillos. ¡Descárgala GRATIS!
¿Qué tema te interesa?