Salt Bae y Maduro

Lo que Maduro dijo sobre su visita al restaurante de Salt Bae

El mandatario visitó el restaurante del famoso chef en Estambul y comió un platillo que cuesta hasta 5 mil pesos, por lo que ha sido criticado.
Comparte

En días recientes circularon en redes sociales imágenes del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un restaurante de lujo en Estambul, propiedad del chef Nusret Gokce, mejor conocido como Salt Bae.

También ve: Conoce la verdadera historia de Salt Bae, el chef con la sazón perfecta 

En un mensaje general a la nación, el mandatario explicó que visitó Turquía de regreso de su gira por China y Rusia, cuyo propósito fue buscar préstamos para reactivar Petróleos de Venezuela.

En dicho video se escucha a Maduro decir que fue invitado “para visitar el Centro Histórico de Estambul” y paró a almorzar acompañado de su esposa y autoridades de la ciudad.

Asimismo, aseguró que estuvieron solo un par de horas haciendo, lo que llamó, un “pase de servicio”.

El presidente aprovechó también para enviar un saludo a Gokce y se refirió a él como “un hombre muy simpático y alegre”.

“Ama a Venezuela, me lo dijo varias veces”, mencionó el mandatario refiriéndose al famoso cocinero.

En otro mensaje, Maduro asegura que regresará pronto a Estambul y bromeó con que “aprendió la técnica” del chef para sazonar carne.

Usuarios de redes sociales, incluyendo celebridades y políticos, criticaron que Maduro comiera un platillo valorado en hasta 275 dólares (más de 5 mil pesos), mientras su país enfrenta una de las mayores crisis económicas de su historia.

También ve: Ya puedes comprar carne Kobe en México 

El video del presidente sentado a la mesa fue compartido inicialmente por Salt Bae, en Instagram y Twitter, sin embargo, ya no se encuentra disponible.

“Quisiera agradecer al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por su visita”, escribió el chef famoso por sus videos en los que aparece sazonando carne de una manera peculiar.

Hay que recordar que actualmente Venezuela se encuentra en desabasto de carne, por un intento del Gobierno de imponer controles a los precios, como parte de un plan de “recuperación”.