Elaboración, embotellamiento y degustación de cerveza en lata

Conocimos el proceso de elaboración y embotellamiento de la cerveza Bohemia, además la maridamos con mariscos, carne y postres de chocolate.
Comparte

Por: Marco Silva

Una buena cerveza se conoce a través de los cinco sentidos, se tiene que ver, tocar, olfatear, sentir y por supuesto, probar. Por eso, en Gourmet de México nos dimos a la tarea de explorar cómo Heineken México está elaborando su mejor apuesta para estas fiestas patrias: la nueva Bohemia en lata.

El inicio de esta labor fue trasladarnos a su planta procesadora de Heineken, fundada en 1969 y ubicada en la zona industrial de Toluca, Estado de México.

planta de producción de cerveza

Foto: Marco Silva

En este recinto pudimos observar a detalle la manufactura de su nuevo lanzamiento. Recorrimos la sala de ebullición y lupulización, donde fuimos testigos de cómo el mosto hierve junto al lúpulo en los calderos.

-Diferencia entre cerveza industrial y artesanal 

Los granos que llegan a esta área fueron seleccionados, malteados y macerados bajo la supervisión del maestro cervecero Juan Carlos Cabada, con la finalidad de lograr el aroma y amargor característicos de esta cerveza.

Después, caminamos cerca de los tanques de enfriamiento, donde el supervisor de la planta nos mostró, cómo a través del movimiento al interior de estos contenedores se logra que las partículas sólidas se cuelen y se vayan al fondo.

Esto da paso a la fermentación y maduración, fase mediante la cual la levadura transforma el azúcar en alcohol y dióxido de carbono. Esta etapa puede demorar entre cuatro y 20 días, dependiendo de si la cerveza es lager, ale o lambic.

Planta de producción de cerveza bohemia

Foto: Marco Silva

Para finalizar nuestro recorrido al interior de la planta, escuchamos zumbar a las maquinas embotelladoras que procesan aproximadamente 2 mil latas por minuto. Presenciamos cómo se colocan las latas en posición para embalaje a una velocidad asombrosa.

-¿A qué temperatura se bebe la cerveza? 

Maridaje con cerveza en lata

Toda esta interesante sucesión no estaría completa sin dos sentidos capitales: el tacto y el gusto. El primero, lo pudimos corroborar al sostener la lata fría de Bohemia Pilsner y Vienna, con tinta sensible y diseño inspirado en los textiles mexicanos.

El segundo, lo vivimos con una comida maridaje a cargo del chef Walter Juárez, en la acogedora Hacienda del Carmen.

Así, nuestro paladar fue conquistado con tres tiempos. De entrada, sometimos a prueba de maridaje, con una Bohemia Pilsner, una brocheta de filete de res, un ceviche de pescado con vinagreta de mango y chile piquín, y una tostadita de chicharrón prensado con mayonesa de chipotle.

maridaje con cerveza

Foto: Marco Silva

De plato fuerte, unimos una Bohemia Vienna con una carne prime rib en mole negro de Oaxaca, que previamente fue marinada en la misma cerveza por 24 horas: una delicia.

De postre armonizamos un mousse de chocolate amargo, con una Bohemia Vienna.

Estas tres estaciones bastaron para reconocer que, como mencionamos al principio, una buena cerveza se conoce a través de todos los sentidos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD