Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

¿Por qué nos gusta tanto la comida crujiente? Esto dice la ciencia

Por: Roxana Zepeda 23 Jun 2024
¿Por qué nos gusta tanto la comida crujiente? Esto dice la ciencia
La atracción por la comida crujiente es un fenómeno complejo y multifacético.

La comida crujiente ocupa un lugar especial en la dieta humana. Desde las papas fritas hasta las galletas, este tipo de textura en los alimentos atrae a una gran cantidad de personas. Pero, ¿qué hace que la comida crujiente sea tan irresistible? Este artículo explora diversas razones, respaldadas por estudios científicos, que explican esta fascinación.

La Ciencia de la textura

La textura es un componente crucial en la percepción del sabor. La ciencia ha demostrado que la textura de los alimentos afecta significativamente nuestra experiencia sensorial y nuestro disfrute general. Un estudio de Spence y Piqueras-Fiszman (2014) en “Gastrofisica” revela que la textura, particularmente la crujiente, puede realzar el sabor y la satisfacción al comer. La investigación sugiere que el sonido y la sensación de masticar algo crujiente proporcionan una gratificación sensorial única.

comida crujiente

Estímulos Sensoriales y Placer

La comida crujiente no solo se disfruta a nivel del gusto, sino que también involucra otros sentidos. Según un estudio de Vickers (1984) publicado en “Journal of Texture Studies”, el sonido producido al morder alimentos crujientes puede aumentar el placer percibido. Este fenómeno, conocido como “feedback auditivo”, implica que el crujido audible en cada mordida envía señales positivas al cerebro, intensificando la experiencia de comer.

Evolución y Preferencias Alimenticias

Desde una perspectiva evolutiva, la preferencia por la comida crujiente puede estar arraigada en la necesidad de consumir alimentos frescos y seguros. Los alimentos crujientes suelen ser frescos y, por lo tanto, más nutritivos. Un estudio de Zellner et al. (2003) en “Appetite” sugiere que la preferencia por la textura crujiente podría estar vinculada a la frescura percibida de los alimentos, un factor que ha influido en la supervivencia humana a lo largo del tiempo.

¿Por qué nos gusta tanto la comida crujiente? Esto dice la ciencia 1

Influencia de la Cultura y el Marketing

La cultura y el marketing también juegan un papel significativo en nuestra atracción por la comida crujiente. En muchas culturas, los alimentos crujientes se asocian con frescura y calidad. Además, las campañas publicitarias a menudo destacan el crujido de los productos para aumentar su atractivo. Un estudio de Kohyama y Nishinari (2007) en “Food Quality and Preference” demuestra que los consumidores tienden a preferir productos que se promocionan enfatizando su textura crujiente.

Impacto Psicológico

El impacto psicológico de la comida crujiente no debe subestimarse. Según un estudio de Morrison y Danner (2012) en “Psychology & Marketing”, los alimentos crujientes pueden generar una sensación de satisfacción y control. Esta sensación puede estar relacionada con la liberación de dopamina, un neurotransmisor asociado con el placer y la recompensa, lo que refuerza la preferencia por este tipo de alimentos.

La preferencia por la comida crujiente se basa en una combinación de factores sensoriales, evolutivos, culturales y psicológicos. La textura crujiente no solo mejora la percepción del sabor, sino que también proporciona una gratificación auditiva y sensorial única. Además, nuestras inclinaciones evolucionadas y las influencias culturales y de marketing consolidan esta preferencia en nuestra dieta diaria. Comprender estos aspectos nos permite apreciar más profundamente por qué los alimentos crujientes son tan populares y cómo afectan nuestra experiencia culinaria.

¿Por qué nos gusta tanto la comida crujiente? Esto dice la ciencia 2

La atracción por la comida crujiente es un fenómeno complejo y multifacético. Al considerar los diversos estudios científicos, podemos apreciar cómo la interacción de múltiples factores contribuye a nuestra preferencia por estos alimentos. Esta comprensión nos permite no solo disfrutar más de nuestras elecciones alimenticias, sino también reconocer el papel que la textura juega en la gastronomía y en nuestra vida diaria.

Roxana Zepeda
Roxana Zepeda roxana.zepeda Periodista gastronómica, amante de los viajes y las experiencias.
Comparte éste artículo
Te recomendamos
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS el especial del mes Wine & Food - Festival 2024
Toda la gastronomía en directo para ti
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
¡Suscríbete ahora y recibe nuestro mejor contenido! ¡Suscríbete AQUÍ!