Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

7 datos perturbadores de las cadenas de comida rápida

Por: Desiree Perea 05 Ene 2024
7 datos perturbadores de las cadenas de comida rápida
Las cadenas de comida rápida son una parte integral de la vida moderna. Sin embargo, hay una serie de datos perturbadores que vale la pena conocer.

Las cadenas de comida rápida son una parte integral de la gastronomía moderna. Aunque han estado presente desde hace muchos años. Son una opción conveniente, asequible y ofrecen una amplia variedad de opciones de comida que pueden salvar a tu apetito durante el día. Sin embargo, hay una serie de datos perturbadores sobre estas cadenas que vale la pena conocer.

Por: Desiree Perea

La popularidad de la comida rápida a nivel mundial

La comida rápida es un tipo de comida que se prepara y se sirve en cuestión de minutos. Por lo general, se trata de alimentos fritos, grasos o procesados, donde las calorías, azúcares y grasas saturadas son la estrella de las preparaciones. La comida rápida se ha vuelto muy popular en las últimas décadas, debido a su conveniencia y su bajo costo. 

La comida rápida es una opción barata para consumir.
Piezas de pollo empanizadas con ketchup. Foto de Canva.

Sin embargo, también ha sido objeto de críticas por sus posibles efectos negativos para la salud. Actualmente podemos encontrar un sinfín de restaurantes de comida rápida, donde se ofrecen diferentes cocinas internacionales. Desde comida china, japonesa, italiana, mexicana, entre otras. 

Te podría interesar: 10 datos curiosos de la hamburguesa

1. Conservación de ingredientes 

En primer lugar, uno de los datos que tal vez ya no sorprende mucho es la manera en que se conservan los ingredientes de la comida rápida. Los congeladores son las herramientas más utilizados en estos restaurantes. Ya sea que se prefieran refrigeradores de gran tamaño e incluso, hasta habitaciones completas diseñadas únicamente para almacenar los alimentos.  

2. Estándares higiénicos 

Si bien existen diferentes instituciones que regulan a los restaurantes de esta categoría, no siempre es posible verificar el cumplimiento estricto. Cuando se visitan los restaurantes de comida rápida, es posible apreciar distintos reconocimientos o sellos que avalan la limpieza de las instalaciones. 

La comida rápida almacena grandes cantidades de ingredientes.
Persona preparando comida utilizando guantes. Foto de Canva.

Así como las capacitaciones que se brindan a los trabajadores para mantener la higiene al momento de preparar los alimentos. Pero no todo bueno en estos lugares, pues son espacios que mantienen grandes cantidades de comida en almacenamiento. De esta manera, los roedores e insectos son atraídos desde las calles. 

Te podría interesar: 5 platillos típicos de Estados Unidos que no te puedes perder

3. No todo es fresco

Más allá de los alimentos congelados, también se hace énfasis en cuanto a la frescura de los platillos al momento de servirse. Si bien puedes encontrar que la comida llega caliente a la mesa, puede que haya sido recalentada. No es posible calcular con certeza la cantidad de comensales que van a llegar. Por lo que suelen preparar una cantidad aproximada y en caso de que no se terminen, suelen recalentar las porciones cuando llega una orden más tarde.

4. Impacto ambiental 

Por otro lado, más allá del impacto negativo que puede tener la comida rápida en nuestra salud, aún más importante es la afectación al medio ambiente. Comenzando por las gran cantidad de basura que se genera en cuanto a los recipientes para servir la comida. A esto podemos sumar el desperdicio de alimentos tanto en cocina, como por parte de los comensales.

La comida rápida afecta en gran medida al ambiente.
Diferentes categorías de basura. Foto de Canva.

Muchas veces suelen utilizar plástico, desde tapas para los vasos de refresco hasta los pequeños paquetes de aderezos. También es importante mencionar que al utilizar productos de origen animal, se destinan recursos naturales importantes como agua para su alimentación. 

5. ¿Por qué sabe bien esta comida?

Aunque nos gustaría que la explicación de este dato esté relacionado con la buena selección de los ingredientes, la realidad es otra. La comida rápida requiere de un amplio periodo de almacenamiento, para poder servirse de manera casi automática y atender a los comensales. De esta manera, se ayudan de diferentes químicos conservadores, colorantes y hasta sabores artificiales. 

Te podría interesar desde Dónde Ir: Tim Hortons trae una nueva sucursal a la CDMX 

6. Carga calórica 

Dentro de los métodos de cocción preferidos en la comida rápida encontramos la fritura profunda o sofreír como uno de los preferidos. Ambos utilizan una cantidad considerable de aceite que claramente no es de origen vegetal. También es importante que aquella parte del menú centrado en postres, aporta una cantidad importante de azúcar. 

La comida rápida se prepara con grandes cantidades de aceite.
Papas a la francesa y aros de cebolla. Foto de Canva.

7. ¿Realmente utilizan carne?

Finalmente, aunque puede tener una buena apariencia que ha logrado engañar a los consumidores por muchos años, diferentes secretos se han revelado en cuanto a la comida rápida. Ya sea que prefieras una hamburguesa, hotdogs o nuggets, todos estos platillos utilizan porciones de ‘carne’. Pueden llamarle carne porque sí la incluye, sin embargo, el porcentaje es muy bajo. De hecho, 

Desiree Perea
Desiree Perea desiree.perea Divido mi tiempo entre conciertos y ser catadora de chilaquiles. Mi pasión es seguir recetas de repostería (a veces también creo las mías).
Comparte éste artículo
Te recomendamos
Este video te puede interesar
Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descarga GRATIS el especial del mes Behind the Chef
Toda la gastronomía en directo para ti
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
¡Suscríbete ahora y recibe nuestro mejor contenido! ¡Suscríbete AQUÍ!
COMPRAR Boletos Wine and Food Festival BOLETOS