Nuestros sitios
Compartir

Medidas para pedir comida a domicilio

Por: Gourmet de México 31 Mar 2020
¡Es muy poco probable que tu comida traiga coronavirus! Apoya a los restaurantes locales con estos tips para pedir a domicilio sin problemas.



	     Medidas para pedir comida a domicilio

En estos momentos de cuarentena y aislamiento quienes peor lo están pasando son las industrias de servicios, entre ellas los restaurantes. La gran mayoría ahora dependen exclusivamente de sus opciones para llevar o en servicio a domicilio, pero aún así mucha gente no pide por temor a que la comida esté contagiada.

Aunque en realidad el margen de que te contagies de coronavirus por un envío, sea de comida o de productos, es extremadamente bajo, no falta quien todavía tenga sus dudas. Si quieres apoyar a tus restaurantes favoritos y comer rico, pero reduciendo al máximo los riesgos, estos tips te ayudarán a disfrutar tu comida sin preocupaciones:

  • Pide alimentos calientes, como sopas y pastas; otras variantes de coronavirus no resisten más de 65°C y es posible que la que enfrentamos ahora también se ve afectada.
  • Solicita que dejen tu pedido en la puerta. Apps como UberEats ya habilitaron directamente esta función, que permite minimizar el contacto entre comensal y repartidor. De todas formas puedes enviarle un mensaje directo al repartidor para que sepa dónde dejar tu orden.
  • En cuanto lo recibas, coloca el pedido con sus empaques originales directamente en el fregadero de la cocina, evitando contacto con tu ropa. Durante este proceso evita tocarte la cara.

¡El 1 de abril es el Día del Itacate! O sea, de pedir comida a domicilio y apoyar

  • Pasa toda la comida a tus propios platos y desecha los recipientes en los que llegaron. No conserves ningún contenedor ajeno en el refrigerador. Si te preocupa el reciclaje y evitar el desperdicio de plástico, lava todo inmediatamente con jabón y agua caliente.
  • Después de manipular los recipientes y antes de comer, lávate las manos durante 20 segundos con la técnica indicada, abarcando muñecas y espacios entre los dedos.
  • Llena el fregadero de agua caliente y jabón para sanitizar el área. Lava todo lo que pudo haber entrado en contacto con los contenedores externos.
  • Vuelve a calentar tu comida hasta rebasar los 65°C. Es poco probable que la comida en sí se haya contaminado, y el calor de la cocción y durante el traslado contribuyó también a erradicar el virus, pero una segunda dosis de calor puede darte tranquilidad.

Este video te puede interesar

¡Disfruta!

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?