Nuestros sitios
Compartir

Comida y Cultura

Las Embajadoras del Cacao y su pasión por esta semilla

Por: Liliana Ortiz 30 Abr 2019
"Para mí el cacao es la vida. El cacao nos une, nos hace soñar, nos hace vibrar y sobretodo nos hace ser felices".   


	     Las Embajadoras del Cacao y su pasión por esta semilla

Por: Paulina Salgado

Hace cinco años Estela Lázaro Magaña decidió crear el grupo “Embajadoras del cacao”, en el que mujeres del estado de Tabasco participan directamente en la siembra y producción de esta semilla hasta transformarla en chocolate y otros derivados.

También ve: Ellas son las mujeres del cacao

Estela y su equipo fueron invitadas a participar en la octava edición del Festival Artesanal de Cacao y Chocolate en Coyoacán, que se celebró en el Museo Nacional de Culturas Populares. 

Este video te puede interesar

“Ha sido una experiencia maravillosa y un año de muchos retos”, dijo la orgullosa mujer en entrevista con este medio. “Somos afortunadas porque nuestros chocolates están llegando a otros países y eso nos llena de mucha felicidad y orgullo”.  

portada_mujerescacao.jpg

La difusión del trabajo de este grupo de mujeres ha sido tal que han sido solicitadas para dar talleres y conferencias en universidades y asilos, incluso durante los primeros meses del próximo año.

“Más que ofrecer nuestro producto lo que queremos es que todos se lleven una experiencia, es lo más importante para nosotras. Eso es lo que nos llena de felicidad hacer y ofrecer un trabajo maravilloso hecho con amor y cariño.”

pozol bebida de cacao

Las también guardianas del cacao comercializan dos marcas: La Campesina y Embajadoras del Cacao, con una línea de productos “novedosos” como chocolate con chai o limón.

También ve: Diferencias entre cocoa y cacao 

Al preguntarle qué representa para ella el cacao, Estela con ojos brillosos nos dice: “Para mí el cacao es nostalgia porque es la historia de mi vida, me recuerda a mi infancia y a mi papá, a esos momentos en el que vivía.  A la odisea de sembrar, recolectar y recoger el cacao”.

“En la hacienda de La Campesina tengo un árbol grandote que lo sembré cuando mi papá falleció y entonces eso me hace tenerle mucho más amor al cacao”, continuó la mujer. “Para mí el cacao es la vida. El cacao nos une, nos hace soñar, nos hace vibrar y sobretodo nos hace ser felices”.   

La felicidad de Estela es la de una mujer apasionada y que ama. No hay duda que ella es tabasqueña, es mexicana y es una mujer del cacao.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ nuestra guía de JAMÓN IBÉRICO y sorprende a todos con deliciosos y sofisticados platillos. ¡Descárgala GRATIS!
¿Qué tema te interesa?