Nuestros sitios
Compartir

Jesús Gibaja El Chefcito: Cocinar y transmitir

Por: Gourmet de México 23 Mar 2018
Hay oportunidades que sólo se presentan una vez en la vida. Él decidió abrirle las puertas a la televisión y sin querer se convirtió en una de las pasiones, que lo ha llevado a recorrer cada rincón de este país.



	     Jesús Gibaja El Chefcito: Cocinar y transmitir

Por Ulises García @ulisesgarcia_

Mejor conocido como El Chefcito, Jesús Gibaja nació y creció en El Defectuoso, como el llama al Distrito Federal. Desde pequeño estuvo ligado a la gastronomía, debido a que su padre era dueño de una cantina. Pero fue gracias a su abuela que comenzó a sentir amor por la cocina de una manera muy natural. “Ella encontraba en los fogones un espacio para contar historias y transmitir emociones. Cuando yo me sentaba a la mesa para verla cocinar, me platicaba de sus experiencias, haciéndome viajar a través de sus relatos”.

Sus primeros acercamientos a este arte fueron precisamente de la mano de su abuela, quien le encomendaba diferentes tareas. “Recuerdo que la primera vez la ayudé a limpiar unos chiles poblanos. Yo era prácticamente un niño, tenía alrededor de ocho años. También me dejaba mover ciertas preparaciones y bajo su supervisión me daba chance de acercarme a ver, oler y probar”.

Cuando era adolescente no sabía que se iba a dedicar a la cocina. Para Jesús la vida giraba alrededor del balompié. “En ese entonces yo quería ser futbolista, pero no lo logré. Me di cuenta de que no tenía el suficiente talento para alcanzar el profesionalismo”. Llegó el momento de elegir una carrera, y de lo único que estaba seguro era de que no quería pasar su vida encerrado en una oficina como abogado o contador.

En aquel entonces las artes culinarias no tenían el mismo auge que hoy. “Un amigo se fue a estudiar gastronomía a Suiza y ahí me enteré de que era una carrera como tal. En ese momento, decidí que me quería dedicar a eso. Si te soy sincero, nunca fui el mejor estudiante, sobre todo en materias complementarias. Lo que a mí me gustaba era entrar a la cocina”.

El mundo real

Aún estaba en la escuela cuando consiguió un trabajo como mesero en el extinto restaurante Il Ricco, en la zona de San Ángel, para más tarde ingresar a la cocina y realizar sus pininos en el ámbito laboral. Al terminar de estudiar, viajó a España para realizar una estadía profesional en el restaurante Arzak en San Sebastián, comandado por el reconocido chef Juan Mari Arzak. Acto seguido, pasó a trabajar en una bodega vinícola de nombre Dinastía Vivanco, donde descubrió que el oficio para hacer vino no es tan glamuroso como parece. Con la inquietud de seguir viajando y aprendiendo, se traslado a los Estados Unidos para trabajar en el hotel Park Hyatt de Filadelfia, dentro del restaurante Siglo xix. Una aventura de mucho aprendizaje para su corta carrera.

Estos viajes por Europa y Estados Unidos le sirvieron para descubrir lo poco que sabía acerca la cocina de su país, dejando al descubierto el interés por aprender y conocer sus propias raíces.

La magia de la televisión

Ya establecido en México, emprendió un negocio de catering y por azares del destino en una comida conoció a una productora de televisión, quien lo invitó a formar parte del programa matutino Hoy, en el canal de las estrellas, hace ya nueve años. Convencerlo fue tarea difícil, pero al final un amigo logró influenciarlo para que aceptara. El flechazo con la televisión fue instantáneo, ya que le permitía transmitir cómo se vive la cocina. A partir de ese momento, las cosas se fueron dando y una cosa llevó a la otra. El siguiente paso fue grabar dos temporadas de un programa llamado Hogar Express, en Argentina.

De regreso en México, el canal Unicable lo eligió para realizar el programa La Cocina de Gibaja, que hasta la fecha se sigue grabando. El tema de la televisión siempre fue un trabajo alterno a su empresa de catering, que posteriormente se transformó en un concepto llamado Gibaja, gastronomía en concepto, dedicado a realizar degustaciones para marcas importantes de alimentos, probar cocinas para marcas de prestigio, además de hacer publicidad y marketing gastronómico.

Continuando con la televisión, Jesús presentó un proyecto denominado La cocina de los pueblos mágicos, el cual fue aceptado por el mismo canal. “Es un programa donde viajo por todo el país para dar a conocer nuestra cocina sin intereses comerciales, con el único objetivo de mostrar a México a través de sus ingredientes”. Al momento, continúa con ese programa junto con otro llamado México de mil sabores, que lo han llevado a recorrer muchos rincones del país.

Sus proyectos en puerta son continuar con su participación en televisión, abrir un restaurante a principios del año 2017 y lanzar un libro sobre su trayectoria y su cocina. Esperamos con ansia probar sus platillos y, mientras tanto, los seguiremos a través de la pantalla chica.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?