Nuestros sitios
Compartir

Dime cómo comes y te diré cómo eres

Por: Gourmet de México 12 Abr 2018
Incluso las cosas más pequeñas revelan muchísimo sobre quiénes somos y en esta ocasión te decimos cómo la forma en que comes, indica rasgos de cómo eres.



	     Dime cómo comes y te diré cómo eres

¿Cuántas veces has escuchado la frase de “eres lo que comes”? Es casi imposible habérsele escapado. Pero lo que en la vida diaria llega a hacer una diferencia entre lo que somos y lo que comemos, es precisamente CÓMO nos lo comemos.

Ya sea por la forma en que nos enseñaron, la manera en que te acomodas o el hambre que tengas… comer no siempre es igual para todos, es un conjunto de hábitos, gustos y adecuación al platillo que hacen que todos comamos a nuestra manera.

Algunos psicólogos afirman que cada detalle en nuestro ritual de comida revela partes importantes de nuestra personalidad que solo salen a flote al realizar esta actividad. Es una tendencia tan en boga, que sitios como Littlethings.com ha hecho todo un tratado sobre cada tipo de personalidad a la mesa. Esto es lo que se dice de cada una:

1.- El que come lento. Es el tipo de persona que se toma el tiempo suficiente para disfrutar cada sabor. Disfruta hacer aquellas cosas que dan valor a su vida y en el trabajo no suele estar con prisas, pues cree firmemente que “un trabajo bien hecho es mucho mejor que uno hecho rápidamente”. En las relaciones, siempre vive en el presente y esto puede ser causa de algunas peleas intensas que a su vez, hacen que en los buenos tiempos todo fluya en calma. Parecen tener una especie de reloj interno que pone a los demás nerviosos, pero no hay razón para dejar de ser como eres. Sigue disfrutando del momento, pero asegúrate de que la vida no se te vaya sin dejarte tiempo para el postre.

comer lento

2.- El que come rápido. A esta personalidad le gusta prepararse bocadillos rápidos y suele ignorar el tiempo para masticar su comida, simplemente porque sucede en un instante. Es realmente capaz de conseguir las cosas antes de una fecha límite y eso es algo que tus jefes adoran, además de que tiene la habilidad de hacer varias cosas a la vez y su sentido de la competencia es realmente alto porque ambos hemisferios de su cerebro se encuentran trabajando continuamente, así que prácticamente siempre está pensando en su siguiente mordida. En las relaciones suele poner las necesidades de otros por encima de las suyas. Pero en resumidas cuentas, el que tenga tanta prisa hasta para comer, significa que no tiene suficiente tiempo para sí mismo. Busca el espacio que necesitas para crecer en la vida y deja de anhelar que los buenos tiempos lleguen, ya estás en ellos ¡Disfrútalos!

gente que come rápido

3.- El organizado. Seguramente eres del tipo de persona que no quiere que ningún ingrediente de tu plato toque el espacio que le corresponde a otro. Todos saben que te gusta tener todo tan ordenado, que cuando algo suele salirse un poco de su lugar, se desatará una guerra (y no de comida). En el trabajo, este mismo proceder te ayudará a no olvidar ningún pendiente y a planear con anticipación todo cuanto quede por atender. En casa, luchas con tu deseo de mantener todo impecable, solo recuerda que hay cosas que no se pueden planear, sobre todo si estás buscando un compromiso. Ten en en mente que necesitas alguien de mente tan clara como la tuya para evitar que termines haciéndote cargo de todo. Gánale a tu mente cuando te quiera jugar malas pasadas, tienes que aprender a ser flexible para no cansarte del día a día.

Este video te puede interesar

organizar plato al comer

4.- El aventurero.  Tú no tienes problema en probar cosas nuevas y exóticas, ni en la cocina ni fuera de ella y jamás se te acusará de ser aburrid@, pues tu política de no temer nada te ha dado buenos resultados y así has logrado hacer muchos amigos. La gente admira tu valentía y desearía ser más como tú. En definitiva, alguien como tú es difícil de encontrar y es por eso que no deberías cambiar. Mantente firme y no cedas ante la presión de otros para seguir siendo tan libre como desees.

probar comida nueva o exótica

5.- El aislado. Sabes que te gusta apartarte porque disfrutas comer un solo tipo de comida a la vez, solo inicias con un platillo hasta que terminaste otro por completo. Pones tanta atención en los detalles que el tener más opciones sobre la mesa, te confunde y te impide analizar las cosas a fondo. Algunos pueden no entenderte pero a ti no te molesta porque lo aceptas como tu sello de locura personal. Eres tan cuidados@ que te mereces un monumento por todas las conclusiones a las que llegas alejándote del mundo.  Trata de no tomar las cosas con demasiada rigidez y de vez en cuando, cambia un poco la forma en que ves al mundo. Practicar la paciencia te ayudará a construir relaciones más estrechas.

comer cada cosa separada

6.- El mezclador. A ti no te importa mezclar tu comida o ir saboreando bocados de todo lo que esté sobre tu plato. Eres fuerte y te sientes capaz de aguantar mucho, por lo que tus jefes aprovechan para delegarte muchas responsabilidades. Y como buena persona extrovertida, tienes relaciones saludables y vives sin miedo de pasar tiempo con quienes son realmente importantes para ti. Considera hacer un balance, pues eso mismo puede hacer que te llenes de compromisos. Sabemos que puede resultar difícil delimitar hasta dónde es demasiado, pero una vez que encuentres la forma en que te sientas a gusto, recibirás recompensas.

mezclar toda la comida

7.- El dadivoso. Cosas como soplarle a tu sopa o masticar haciendo ruido no son retos para ti. Tienes un espíritu tan despreocupado que te olvidas hasta de quienes se preocupan por ti. Marchas al ritmo que tu propio paso y eso mismo hace que tengas varios admiradores. No tengas miedo de demostrarle al mundo de qué estás hech@ o de decirles cómo quieres las cosas, solo aprende a identificar las ocasiones en las que comer con la boca cerrada es mejor opción.

comer despreocupadamente

8.- El cuidadoso. Cortar tu comida en porciones perfectamente geométricas es tu especialidad. Siempre vas pensando a futuro, planificando cada uno de tus pasos. No por nada, en el trabajo eres buen líder que ve sus esfuerzos recompensados por trabajar tan arduamente. En tus relaciones prefieres tener citas y postergas el consolidar algo estable, pues sueles estar en una búsqueda constante de alguien acorde a tus ideales. Recuerda que sumergirte en planes a futuro puede robarte el presente. Disfruta este instante y encontrarás mucho más de lo que te habías imaginado.

comer cuidadosamente

9.- El exigente. No hay ocasión en la que no pidas tu comida de forma muy específica, cada parte del proceso cuenta para ti. Eres del tipo de persona que prospera cuando se encuentra dentro de su zona de confort. Te gusta estar al dente y sintiendo la calma de tu entorno conocido. Así que prefieres trabajos y tareas que no implican retos, aunque eso signifique un retroceso en tu vida que tratas de llenar haciéndote preguntas sobre tu desarrollo personal. Ten presente que no hay nada de malo en querer sentirse a gusto, pero lanzarse a la aventura te dará cosas que jamás obtendrás de otra manera. Deja atrás el miedo a empezar desde cero.

ser exigente al comer

Al final de cuentas, por más distintos que seamos, la comida a la mesa siempre nos unirá ¿Tú con qué personalidad de identificaste? ¿Fue más de una? Cuéntanos en Twitter y Facebook.

Con información e imágenes de Littlethings.com

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?