Sake

Sake para principiantes: qué es y cómo beberlo

Conviértete en un maestro de esta bebida de origen oriental, que se bebe fría o caliente. Te decimos cuál es su origen, cómo se prepara y cómo se bebe.
Comparte

Por: Mario Alberto Zumaya Cruz 

Si tus conocimientos sobre vino y cervezas artesanales ya no impresionan a tus amigos y citas, ¡no te preocupes! El sake, aunque ya lleva tiempo instalado en parte de la cultura occidental, ha ido adquiriendo más peso.

Aunque no se sabe quiénes fueron los primeros en elaborarlo, lo que sí está claro es la forma en la que se descubrió el sake: el arroz cocido se mascaba junto con castañas, mijo y bellotas para, una vez formada la mezcla, escupirla sobre un barril. Ahí se dejaba fermentar de forma natural con más arroz recién cocido. Por suerte, desde hace cientos de años esta bebida se fabrica de una forma más… agradable.

sake

Foto: Shutterstock

Pero, ¿qué es el sake?

Lo que en occidente se conoce como sake es en realidad una bebida conocida como nihonshu. El sake verdadero se elabora por medio de la fermentación de cuatro ingredientes: agua, arroz, levadura y koji (un hongo muy utilizado en la cocina japonesa).

Muchos de aquellos quienes no han probado el sake creen que se trata de un licor muy fuerte, como vodka y whisky, pero es todo lo contrario. Justamente por ser fermentado y no destilado, el sake se asemeja más en contenido alcohólico a una cerveza o a un vino.

-Un toque de sabor japonés en la CDMX 

Temperatura

Por años, se creyó que el sake es bebido caliente. En realidad, calentar la botella era una práctica recurrente ya que los primeros sakes en llegar a occidente no eran de la mejor calidad y calentarlos ayudaba a que su sabor fuera más agradable. Pero no por eso creas que cuando te ofrezcan un sake caliente es necesariamente malo, ya que se puede beber en temperaturas entre 5º y 55ºc.

Tipos de sake

Hay varios tipos de sake, clasificados principalmente por el tratamiento que se le da al grano de arroz usado para su preparación. Para elaborar el sake, el grano de arroz tiene que ser “pulido”, esto para llegar a su centro almidonado. Mientras más pequeño sea el grano, el sabor del sake será más limpio y, al utilizarse más arroz para su elaboración, será más caro.

  • Junmai: Arroz pulido al 70%
  • Junmai Ginjo: Arroz pulido entre 60-50%
  • Junmai Daiginjo (premium): Arroz pulido entre 50%-35%

Los tres tipos de sake de arriba corresponden a aquellos a los que no se les agrega alcohol destilado. A su contraparte “con piquete” se le conoce respectivamente como: Honjozo, Ginjo y Daiginjo.

Además, esta bebida tiene cinco sub-clasificaciones: súper seco, seco, normal, dulce y súper dulce.

Fun fact: el olor del sake es producto del tipo de levadura utilizada, no por el tipo de arroz.

Caducidad

El sake en sí no caduca, pero es mejor consumirlo por lo menos un año después de su elaboración y terminarse la botella antes de un mes tras abrirla. Para conservarlo, lo ideal es tenerlo en temperaturas bajas (5-10º) y sin exponerlo al Sol.

Ahora que ya sabes…

Como en los vinos, no solamente porque sea el más fino tiene que ser necesariamente tu favorito. Lo que los expertos recomiendan es que tu primera experiencia sea con un sake premium y posteriormente te vayas a los elaborados con granos menos pulidos.

Además, si quieres saber cómo servir sake como todo un japonés, es muy sencillo: Usando las dos manos para manejar la botella, sirve primero a todos tus invitados en su ochoko. A continuación, uno de ellos te debería servir para devolver el favor. Cuando lo hagan, levanta tu ochoko, agarrándolo con una mano y poniendo la otra debajo de él.

Si deseas disfrutar su olor, solo gira tu ochoko una sola vez y posteriormente bebe el sake en pequeños sorbos, ya que no debe ser ingerido de un solo trago. Recuerda que es como un vino hecho de arroz y disfruta sus olores, su complejidad, su cuerpo y lleva a más personas a disfrutar este nuevo viaje contigo.