Restaurantes Bebidas
Estás leyendo:
Bebidas Fermentos caseros: kéfir, kombucha y tepache
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Bebidas

Fermentos caseros: kéfir, kombucha y tepache

Seguramente los conoces de nombre, pero te decimos cómo prepararlos en casa y los beneficios de incluirlos en tu alimentación.
Fermentos caseros: kéfir, kombucha y tepache

Seguramente has escuchado hablar de kéfir, kombucha y tepache, pero, ¿qué son? La nutrióloga Melissa Tena nos explica todo sobre estos fermentos (sí, son más que bebidas de moda) y nos dice cómo prepararlos en casa.

Por: Nutrióloga Melissa Tena 

Para entender los beneficios de consumir este tipo de bebidas, es importante conocer la microbiota intestinal, o sea, los microorganismos vivos que residen en el tubo digestivo. Que, cuando se encuentra sana y equilibrada, tiene los siguientes beneficios para tu salud:

  • Mejora la digestión.
  • Defiende al organismo de toxinas ingeridas y bacterias dañinas.
  • Mejora el potencial metabólico.
  • Favorece la absorción de nutrientes.
  • Ayuda a mantener y mejorar el sistema inmune.
  • Disminuye la probabilidad de desarrollar enfermedades autoinmunes e inflamatorias, entre otras.

También ve: Características del té negro proveniente de la India 

Este video te puede interesar

Para mantener la microbiota intestinal sana es necesario incluir fermentos (probióticos) en tu alimentación habitual, como los siguientes:

Kéfir

El kéfir es una leche fermentada de consistencia espesa y sabor ácido. En este caso la fermentación se realiza por una combinación de bacterias y levaduras que conocemos en México como búlgaros.

Su preparación es muy sencilla.  Solo debes poner los búlgaros en un recipiente de vidrio con leche de vaca; cubrir el molde con un paño limpio y asegurarlo con una liga para evitar que el contenido se contamine, sin impedir que los gases producidos por la fermentación salgan.

Cuando los componentes de la leche se separan en dos: suero y una capa que se asemeja a la nata, el kéfir está listo para ser filtrado y consumido.

Finalmente puedes colar los búlgaros y colocarlos nuevamente en el frasco para fermentar más leche.

Kefir

Foto: Shutterstock

Kombucha

Es una bebida de té verde o negro fermentada por una colonia de bacterias con levaduras que se conoce cómo scoby (Acrónimo de Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast).

Para prepararla se requiere té a temperatura ambiente con un poco de azúcar disuelta. Primero debes colocar el scoby en un frasco de vidrio y posteriormente agregar el té. Por último hay que cubrir con un paño limpio y asegurar con una liga para evitar que se contamine. Podrás darte cuenta que tu kombucha está lista cuando adquiera un aspecto burbujeante.

kombucha

Foto: Shutterstock

Tepache

Es una bebida fermentada de fruta originaria de México. Lo más común es que se realice con piña, aunque se puede hacer con otras frutas. En el caso de la piña, no es necesario usar pulpa, puedes utilizar las cáscaras.

Para prepararlo hay que colocar las cáscaras de piña en agua y agregar piloncillo, preferentemente en un barril de madera, tapar y dejar reposar a temperatura ambiente. Cuando se ve burbujeante y espumoso, está listo.

Puedes conseguir el scoby o los búlgaros en internet o pedirle a alguna persona que tenga que te regale un poco pues se reproducen rápidamente.

Te recomiendo disfrutar de estas deliciosas y saludables bebidas diariamente para mantener sana tu microbiota intestinal.

También ve: 5 cosas que no sabías del tepache 

tepache

Foto: Shutterstock

¿Qué tema te interesa?