Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

5 salsas cremosas para acompañar carne de res

Por: Desiree Perea 10 Abr 2024
5 salsas cremosas para acompañar carne de res

La carne de res es una proteína versátil que se puede preparar de diversas maneras. Una de las formas más populares de disfrutarla es con una salsa cremosa que aporte sabor, textura y jugosidad al plato. Con el termino correcto, así como una porción de guarnición, las salsas cremosas son el cierre perfecto para un plato completo. Aquí te contamos sobre cinco opciones de salsas con las que puedes acompañar tu corte favorito. 

Por: Desiree Perea

Te podría interesar: ¿Qué es la salsa romesco y cómo prepararla en casa?

Puntos clave al preparar salsas cremosas

Existe una amplia variedad de salsas para acompañar platillos y mantener una preparación con gran nivel de humedad. Y la alternativa de las salsas cremosas es una elección popular. Son una buena opción para acompañar carne de res, pollo, cerdo y hasta pescado. En esta ocasión nos centramos en la primer proteína mencionada. Para preparar estas salsas se requieren ingredientes lácteos, así como un agente espesante. 

Sin embargo, la preparación de las salsas cremosas requieren de control específico de temperatura. Una buena salsa con ingredientes lácteos debe tener una consistencia semi-ligera. Además de una textura limpia, sin grumos. De esta manera, puedes ayudarte de un batidor de globo para lograr una mezcla uniforme. Como tip básico, lo mejor es realizar una pequeña mezcla para integrar los lácteos, harina y una porción de caldo. Posteriormente, esta mezcla se añade al resto del caldo, para asegurar buenas salsas cremosas.

Las salsas cremosas ligeras suelen elegirse para la carne de res.
Parrillada con carne de res y pollo. Foto de Pixabay.com

Te podría interesar: Salsas asiáticas que no conocías 

Las salsas cremosas son una excelente manera de darle un toque de sabor y textura a tus platos de carne de res. Experimenta con diferentes recetas y encuentra la que más te guste. Además de que su preparación es realmente sencilla. Únicamente debes poner atención al momento de mezclar la parte láctea para obtener una textura limpia. Aquí te dejamos cinco opciones de salsas cremosas que puedes considerar para tus próximas recetas.

1. Salsa blanca

1. Salsa blanca
En primer lugar, un clásico y preparación básica dentro de las salsas cremosas, es la salsa blanca. El sabor central de esta preparación está a cargo de un fondo de res o pollo, por lo que es una salsa que acompaña a la perfección estos dos tipos de proteínas. Es una salsa que requiere de una cocción lenta, pues uno de los ingredientes dentro de la preparación es harina, y este ingrediente no se puede consumir crudo. Se mezcla el fondo de res, harina y mantequilla. Puedes añadir notas diferentes con hierbas aromáticas como perejil, cebollín o romero. Asimismo, es una salsa clara que también tiene lugar el platillos horneados o pastas, pues es una opción adecuada para hidratar las recetas, con gran aporte de sabor.

2. Salsa de mostaza

2. Salsa de mostaza
Las semillas de mostaza son un condimento favorito alrededor del mundo. Si bien conocemos de manera común la presentación en aderezo de color amarillo, esta no es la única manera de consumirlo. De hecho, puedes crear tu propia receta, utilizando los granos de mostaza naturales. Preparar una salsa de mostaza puede funcionar como acompañante para completar el plato final, aquí se requiere de leche, mantequilla y harina (como agente espesante). Sin embargo, también funciona como una mezcla para marinar la carne cruda que posteriormente se va a asar. Así puedes ayudar a mantener un mayor nivel de hidratación y jugos que se fusionaran perfectamente con ayuda del calor.

3. Salsa de champiñones

3. Salsa de champiñones
Una salsa clásica y deliciosa que combina a la perfección con la carne de res. Se prepara con champiñones frescos, crema de leche, mantequilla y especias. Una de las ventajas es que puedes aprovechar los distintos tipos de champiñones que se conocen, cada uno con sabores y aromas diferentes. Los champiñones comunes suelen ser la elección favorita, y como recomendación, lo mejor es saltearlos con un poco de mantequilla y epazote, una hierba aromática realmente poderosa. De esta manera, una vez cocinados previamente, puede preparar la mezcla añadiendo crema de leche. Si la consistencia queda muy espesa, lo mejor es aprovechar el jugo de lo champiñones o de la carne, para evitar perder el sabor.

4. Salsa de queso azul

4. Salsa de queso azul
Una salsa con un sabor fuerte y característico que le da un toque gourmet a la carne. Si buscas opciones con un mayor grado de dificultad, esta receta puede poner a prueba tus habilidades culinarias. Además, de que puedes sorprender para bien a tus invitados para probar una combinación muy interesante. Se necesita queso azul, crema de leche, mantequilla y un poco de vino blanco para equilibrar. Toma en cuenta que si optas por esta salsa, limita los sazonadores de la carne a sal, ajo en polvo y pimienta.

5. Salsa de pimienta

5. Salsa de pimienta
Finalmente, esta es otra opción de salsa cremosa con notas intensas. Si eres amante del picante, la pimienta es una especia que aporta esta intensidad a diferentes platillos. Se requiere de una cantidad considerable, para poder resaltar el sabor entre la crema y la mantequilla. Sin embargo, también hay que tener cuidado con no utilizar mucha pimienta, para esta receta se prefiere la pimienta en grano, y esta presentación suele tener un mayor nivel de intensidad. Si el sabor tiene un nivel intenso de picante, puedes añadir un poco de leche o crema para reducir el sabor.
Te recomendamos
Desiree Perea
Desiree Perea desiree.perea Divido mi tiempo entre conciertos y ser catadora de chilaquiles. Mi pasión es seguir recetas de repostería (a veces también creo las mías).
COMPRAR Boletos Wine and Food Festival BOLETOS