Nuestros sitios
Compartir

Tahini, el humus oriental de ajonjolí que puedes preparar en tres pasos

Por: Tali Akuka. 07 Oct 2021
El tahini es una pasta de ajonjolí preparada de una manera única y deliciosa que se degusta sola o acompañada. Aprende a prepararla en tres pasos.



	     Tahini, el humus oriental de ajonjolí que puedes preparar en tres pasos

El Tahini es una preparación que está en cada mesa de Medio Oriente. Consiste en una pasta de ajonjolí – o sésamo – preparada de una manera única y deliciosa que se degusta sola o acompañada.

Por Tali Akuka.

El Tahini es un alimento con una larga historia, pues su origen se remonta al año 5000 Antes de Cristo en India. El ajonjolí ha sido un ingrediente básico en las cocinas africanas, asiáticas y de Medio Oriente.

tahini

Foto de Canva.

Este video te puede interesar

En aquel tiempo, esta semilla era utilizada como un ingrediente medicinal, pues se consumía por sus propiedades nutritivas.

En la mayor parte de los comercios de la región lo venden preparado y puro. Se diluye y agregan varios ingredientes, lo venden de ajonjolí blanco, integral o negro. Aquí te enseñamos a prepararlo; puede durar varios meses en el refrigerador en su estado puro.

Tlatonile, el mole veracruzano hecho a base de ajonjolí

tahini

Foto de Canva.

¿Cómo preparar tahini en tres pasos?

Ingredientes

  • 1/2 kilo de ajonjolí
  • Aceite común o de oliva
  • Ajo
  • Cilantro o perejil
  • Chile
  • Limón
  • Sal
tahini

Foto de Pixabay.

Procedimiento

El primer paso es tostar el ajonjolí con unas gotas de aceite en una sartén poniendo atención en cada segundo. Una vez tostado medio se saca del fuego y se prepara un bowl con aceite de oliva o común que tape completamente el ajonjolí.

El segundo paso consiste en molerlo bien en un procesador de alimentos y reposar la mezcla un día en el refrigerador o a temperatura ambiente. Si el lugar donde vives es muy caluroso es mejor guardarlo en el refrigerador. La consistencia perfecta tiene que ser una pasta cremosa compacta. Puedes utilizarlo en el mismo instante que lo preparas, aunque es mejor dejarlo descansar, así concentra los sabores.

sesamo ajonjoli

Foto de Canva.

Los postres árabes más tradicionales de Medio Oriente

El tercer paso será preparar el tahini para degustarlo solo, con pan, agregarlo a alguna ensalada o al hummus (pasta de garbanzo que se mezcla con tahini). Se diluye la pasta concentrada con un poco de aceite al gusto, limon, ajo picado y cilantro. Le puedes agregar chiles picados o una pizca de paprika para hacerlo más picante. El punto perfecto lo obtienes al lograr un mix cremoso. En unos minutos tendrás tu tahini para comerlo en tu casa. ¡Delicioso y súper fácil!

ajonjoli sesamo

Foto de Canva.

Beneficios del tahini

El sésamo tiene proteínas y fibras beneficiosas para la salud. Posee calcio, fósforo, hierro y magnesio, y contiene antioxidantes naturales. Consumir tahini aporta vitamina B y permite la presentación de varios platos, especialmente en la gastronomía vegetariana, aunque en Medio Oriente es muy utilizado para comer con ensaladas, carnes y otras degustaciones.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?