Nuestros sitios
Compartir

Despeja las falsas creencias para bajar de peso

Por: Nathaly Marcus @nathalymarcus, Instituto de Salud Funcional Mente Cuerpo y Biohack @biohackmexico 15 Sep 2021
¿Qué piensas cuando escuchas la palabra dieta? Tenemos el concepto erróneo de que una dieta es morir de hambre. Pensamos que consiste en comer porciones excesivamente pequeñas, […]



	     Despeja las falsas creencias para bajar de peso

¿Qué piensas cuando escuchas la palabra dieta?

Tenemos el concepto erróneo de que una dieta es morir de hambre. Pensamos que consiste en comer porciones excesivamente pequeñas, solo ensaladas, y muy poca comida que nos gusta. Sin embargo, esto dista mucho de la realidad.

Este video te puede interesar

Las dietas que restringen calorías no son sostenibles a largo plazo, llevan a comer en exceso y no enseñan a alimentarnos intuitivamente. Disminuyen el metabolismo, son propensas al efecto rebote y llevan a muchos resultados negativos e indeseables.

El daño que causa hacer dietas continuamente:

  • Aumenta el deseo de comer compulsivamente.
  • Disminuye el ritmo metabólico en el cual tu cuerpo quema calorías.
  • Aumenta tu apetito.
  • Reduce tus niveles de energía.
  • Disminuye tu temperatura corporal para que uses menos energía (tienes frío constantemente).
  • Aumenta la preocupación por la comida.
  • Aumentan los sentimientos de privación.
  • Aumenta el sentido de fracaso.
  • Reduce tu masa muscular (ya que si hay menos músculo hay menos tejido activo que quema mas grasa).
  • Aumenta los procesos inflamatorios al rebotar y subir de nuevo grasa.

Deberíamos hacer dietas ricas en alimentos sanos y que nos aporten verdadera calidad de nutrimentos, y que sean sostenibles en el tiempo, sólo lo que es permanente funciona.

La primera razón para lograr esto es que debemos encontrar la raíz del problema y consiste en la forma en la que piensas y te relacionas con la comida.

Tu relación con la comida es lo más importante: recuerda que no es tu enemigo. Cada vez que te alimentas, es una oportunidad de nutrir tu cuerpo y ayudarlo a formar tejidos, hormonas, conexiones neuronales y tantas cosas más. Los alimentos son los vehículos para obtener vitaminas, minerales, antioxidantes y ácidos grasos omegas. La materia prima de todo tu cuerpo está presente en una dieta saludable y completa.

El problema ocurre siempre que uno ¨rompe¨ la dieta. Se transforma a una, dos o tres comidas y a veces días en donde se suben más de 3 kilos perdiendo el control. Cada comida es única e irrepetible. Somos radicales y nuestra mente es todo o nada. Los pensamientos “mañana empiezo” y “como ya rompí la dieta, mejor me la sigo”, sólo llevan al individuo a mas dieta, compulsión, ansiedad, culpa y remordimiento y de nuevo más dieta más privación generando un círculo vicioso.

En este proceso comerás con un patrón alimentario que no será el permanente. Vas a reconstruir experiencias positivas con alimentos, hasta que haga la diferencia el empezar a comer de forma distinta. Vas a escoger alimentos prohibidos la mayoría del tiempo, y te darás cuenta de que ya no necesitas tanto como crees para satisfacerse. Experimentarás nuevas formas de obtener confort, y distraerte sin usar la comida. Comenzarás a respetar y entender tu cuerpo y que si estás con sobrepeso es el resultado de la mentalidad de estar a dieta en vez de por falta de voluntad. Comenzar en forma consistente a escoger lo que realmente quieres comer cuando tienes hambre es parte de la fórmula.

La creencia de que si dejas la dieta no podrás parar de comer debe desaparecer.

Los Principios de un comedor intuitivo:

  • Rechaza la mentalidad de estar a dieta.
  • Haz las paces con la comida: es darte permiso a comer en forma incondicional, probar verdaderamente los alimentos que te gustan. Comer de todos los grupos sin importar calorías, si hiciste o no ejercicio, si tienes permiso a consumirlos, porque el día anterior cenaste muchos hidratos de carbono.
  • Dejar de sabotear: Confronta tus creencias, policía interno y diálogo interno: observar el pensamiento obsesivo y persuasivo que es caracterizado por la preocupación. ¿Que pensamiento es recurrente en ti? ¿Que sentimiento te invade al consumir alimentos que según tus creencias están prohibidos o son malos?
  • Siente tu saciedad: termina 80% satisfecho y deja un hueco, disfrutando terminar así. Observa que al terminar ligeramente satisfecho, tu energía es constante y puedes seguir con tus funciones del día, y por lo contrario cuando terminas de comer con un 120% tu energía es baja, estas cansado, y no puedes realizar lo que te gusta con buena atención. Come sin distracciones, y empieza a reforzar la decisión consciente de parar cuando ya estés 80% satisfecho o cuando ya no te guste el sabor de lo que comes.
  • Revisa el tipo de comida que comes: cuando comes mas fibra, agua, proteína, tus niveles de energía son mejores y tienes menos ansiedad durante el día.
  • Detecta que existe una influencia social en reuniones. Observa como te sientes y la duración del tiempo de comer. Si la sobremesa dura mucho tiempo, quizá esto te genera ansiedad de seguir comiendo; muchas veces si alguien te está observando, esto puede generar incomodidad. Procura estar en tu momento presente, conectado con tus señales sin permitir que otros disparadores externos te afecten en su momento:
  • Logra estar en un ambiente armónico y evitar tensión.
  • Pierde el miedo a disfrutar la comida.
  • Pregunta y cuestiónate acerca de lo que quieres comer: frío, caliente, duro, suave, salado, dulce, etc. Así como su sabor, textura, aroma, apariencia, temperatura y capacidad de volumen.
  • Hacer  el tiempo para disfrutar la comida, sentarse con atención plena, respirar antes de comer, centrado y comiendo despacio. Comer con todos los sentidos.

El poder de como te sientes y como te ves, lo tiene la elección de lo que comes cada día. Comer con atención plena se basa en conocer tus señales internas.

Vuélvete un comedor inteligente: crea conciencia, anticipa y toma las decisiones correctas acerca de tu alimentación. Elige productos con suficiente investigación científica para garantizar tu bienestar, como el aceite MCT Life Fuel de Biohack o su café biodinámico.

Te invito a cambiar tus hábitos, y a reflexionar acerca de la relación contigo mismo y con la comida. Te recomiendo eliminar la palabra dieta, para hacer de la comida un estilo de vida sano permanente, no importando le época de año en la que te encuentres. Recuerda que cualquiera puede ayudarte a bajar de peso, pero pocos profesionales de la salud realmente te enseñan a comer, y vivir una vida libre de dietas comiendo sano y sintiéndote pleno y equilibrado con tus alimentos, tu cuerpo y tu salud.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?