Nuestros sitios
Comparte
Compartir

El camotero, merenguero y el del pan, vendedores “de a pie” de la CDMX

Por: Liliana Ortiz 24 Abr 2020
Oficios que dan vida y llenan de sonido las calles de la Ciudad de México



	     El camotero, merenguero y el del pan, vendedores “de a pie” de la CDMX

Las calles de la Ciudad de México tienen sonido, además del obvio de los autos y las gente que transita, están los de los vendedores “de a pie”, esos que, aún antes de cualquier sistema de delivery, ya llevaban sus productos hasta las puertas de nuestras casas. 

Quizá el silbido más inconfundible es el del camotero, que se acompaña con un chillido provocado por el carrito de lámina donde llevan la leña con la que cocinan y decenas de camotes y plátanos machos, listos para ofrecer calentitos y acompañados de mermeladas y leche condensada. 

También ve: Mujeres del mezcal, de vendedoras clandestinas a maestras

camotero

Foto: Dominio Público

Este video te puede interesar

Se cree que este oficio nació en Toluca, en el pueblo de San Lorenzo Malacota, donde la mayoría de los habitantes son camoteros y han emigrado a distintas partes de la CDMX. Pero cada 13 de agosto regresan a dar gracias a la parroquia principal. 

El trabajo de quienes se dedican a este oficio inicia desde que se compran los insumos en la Central de Abasto, para después lavarlos y ponerlos al fuego. Esto podría considerarse una jornada completa, sin embargo, la parte más importante ocurre cuando salen a vender a las calles, unas seis horas al día. 

Otros vendedores “de a pie” de la CDMX

El Merenguero

Su grito de venta se alarga hasta acabar con el aliento de cualquiera; al sonido de: “hay mereeeeeeengueeeees” recorre las calles de la capital ofreciendo estos dulces tradicionales de color rosa. Además de otras golosinas, como gaznates, duquesas, muéganos y palanquetas. 

Este oficio es tan antiguo que ya aparecía en obras de Diego Rivera hacia la primera mitad del siglo pasado. 

merenguero

Foto: Dominio Público

El del pan de canasta 

Ya sea por las mañanas o cuando el sol se mete, su corneta anuncia la llegada de pan caliente, dulce y salado, hasta tu casa. En fotografías antiguas y todavía en algunas provincias es común observar al panadero en bicicleta y con una canasta repleta de pan que sostiene en la cabeza; aunque actualmente la lleven sobre un triciclo. 

También ve: Conoce las panaerías más antiguas de la CDMX 

Se cree que la costumbre de repartir pan comenzó a finales del siglo XIX, al mismo tiempo que se abrieron las grandes panaderías de la ciudad. 

Sobra decir que cada colonia cuenta con su propia oferta de servicios a domicilio; en algunas, por ejemplo, pasa el de los tamales, el de las tortillas y el de las fruta fresca. En provincia es posible escuchar hasta a los de la leche bronca. ¿Qué vendedores transitan frente a tu casa? 

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas