RESTAURANTES BEBIDAS
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
El futuro del vino mexicano está en San Luis Potosí

El futuro del vino mexicano está en San Luis Potosí

El vino mexicano cobra cada vez más fuerza, y hay un destino que debes vigilar: San Luis Potosí. El estado del "perrito" llegó para quedarse.
Comparte

Al pensar en vino mexicano, San Luis Potosí no es el primer nombre que viene a la mente; durante años los líderes de la producción vinícola mexicana han sido Baja California y recientemente Guanajuato y Querétaro. Sin embargo, un viñedo potosino debe estar en nuestro radar: Pozo de Luna.

vino-mexicano-san-luis-potosi-pozo-luna-gourmet-5

El viñedo cuenta con cosechas de blanco y tinto a partir de cepas francesas. Imagen: Michelle López

En la hacienda El Jaralito, Pozo de Luna está cambiando la relación entre San Luis y el vino. Esta vinícola fue fundada en 2013 y en 2016 presentó su primera producción, que sorprende por su calidad. El Jaralito tuvo la fortuna de ubicarse en una de las pocas zonas del estado donde el terroir se presta para la vid, y pronto brotaron las uvas. Hoy, seis años después de su nacimiento, Pozo de Luna toma forma como parte de la nueva generación en el vino mexicano.

PUBLICIDAD

En cada paso de la producción se notan las influencias francesas. Entre las cepas francesas se encuentran Syrah, Merlot y Malbec para el tinto, así como Sauvignon Blanc, además de un buen cultivo de Nebbiolo que produce rosados dulces y frutales. Cada cosecha se añeja en barricas de roble americano y francés.

vino-mexicano-san-luis-potosi-pozo-luna-gourmet-4

El uso de barricas nuevas maximiza la pureza del sabor del vino. Imagen: Michelle López

Uvas para vinos tintos y blancos

Actualmente Pozo de Luna tiene vino tinto y una joven pero exquisita cosecha de blanco que te enamorará desde el primer sorbo. Son suaves al paladar y perfectamente disfrutables sin que lleguen a ser abrumadores. La corta edad de los vinos, lejos de ser un impedimento, los llena de energía y notas dulces que son imposibles de rechazar.

A todo esto se suma la belleza de El Jaralito, que ni el opresivo calor logra opacar. Dentro del lugar puedes tomar un tour por la hacienda, que cuenta con caballerizas originales del siglo XVIII y su propio lago, observar directamente las vides floreciendo, o vivir una experiencia de cata en la planta procesadora a pocos minutos de distancia.

jaralito-san-luis-potosi-pozo-luna-gourmet-6

El Jaralito también atrae aves por sus recursos naturales. Imagen: Michelle López

El proyecto no está exento de riesgos, y en este caso uno de los principales es el cambio climático: las lluvias se adelantan y son más abundantes, lo que acelera el crecimiento de las uvas pero también puede hincharlas y causar que pierdan potencia o se pudran. Los nuevos brotes de las cepas empiezan a aparecer ya desde enero, otro efecto del cambio climático, pero esto las deja expuestas a una helada repentina que puede matar la planta naciente.

La fiesta de vendimia, máxima celebración del vino

El otro obstáculo es humano: la alta cantidad de impuestos. Un IEPS de 26% sobre bebidas alcohólicas lleva a algunos comerciantes de vino a afirmar que “tu socio es Hacienda” y dispara los costos de producción, alzando por lo tanto el precio final al cliente.

vino-mexicano-san-luis-potosi-pozo-luna-gourmet-2

Tinto, blanco, rosado, espumoso. Imagen: Michelle López

Pero Pozo de Luna se mantiene firme y es una de las grandes sorpresas que el crecimiento de San Luis Potosí ofrece. Tu próxima visita al famoso estado “del perrito” no estará completa sin una copa del vino de su tierra. ¡No te arrepentirás!

Te podría interesar

No encontramos notas relacionadas.