Nuestros sitios
Compartir

Pasos para catar cerveza

Por: Gourmet de México 02 May 2019
Conoce diferentes estilos de cervezas y las características de cada uno, siguiendo estos pasos para catarla como todo un experto.



	     Pasos para catar cerveza

Ser juez en un concurso de cervezas suena como el mejor trabajo del mundo, pero no todos pueden serlo. Lo que sí pueden hacer todos es aprender más de esta bebida, sus diferentes estilos y las características de cada una. Siguiendo estos pasos podrás catar cerveza como todo un experto.

Por Fernanda de la Torre @mariferricaud

Recomendaciones previas

Antes de empezar, asegúrate que las condiciones para catar sean adecuadas, es decir, de preferencia hazlo en un lugar con buena luz y donde no haya olores en el ambiente que puedan alterar tu percepción de los aromas. También debes tomar en cuenta la temperatura de la cerveza; si está demasiado fría –debajo de los 3º centígrados– será mucho más difícil identificar las notas características de cada una. Por último, siempre debes servir la cerveza en un vaso, jamás cates directo de la botella ya que no podrás ver su color ni percibir bien sus aromas.

Cómo catar una cerveza

Una vez que la cerveza está servida, la temperatura es correcta y el ambiente adecuado, éstos son los pasos que debes seguir para catar una cerveza como hacen los jueces profesionales:

  1. Observa:

Lo primero que debes observar es el color de la cerveza. Éste debe ser adecuado al estilo que estás catando; puede ir desde un color amarillo paja en estilos como pilsner, hasta casi negro en una stout. También debes observar la claridad, esto se refiere a qué tan brillante o turbia es la cerveza. Por último hay que poner atención a la espuma que se forma, ¿es cremosa o ligera? ¿Persiste o desaparece rápidamente? ¿Cuál es su color?

  1. Huele:

Es recomendable agitar la cerveza ligeramente para estimular la carbonatación y liberar los aromas. Lo primero que hay que hacer es identificar la intensidad aromática y después cuáles son esos aromas que percibes. Las maltas aportan notas tostadas y dulces, como a chocolate, café o caramelo. Por su parte, el lúpulo arroja notas florales, cítricas y herbales, mientras que la levadura puede aportar notas a pan o mantequilla.

  1. Prueba:

El sabor de la cerveza debe tener congruencia con los aromas percibidos anteriormente. Para preparar la boca, se recomienda primero tomar un trago pequeño. Con el segundo trago puedes empezar a distinguir el perfil gustativo de la cerveza, es decir, que tan amarga o dulce es, y la intensidad del sabor. Para esto debes dejar la cerveza un momento en tu boca y realmente poner atención a la sensación y notas que percibes. Toma un trago más e intenta identificar nuevos aromas, el cuerpo –¿qué tan ligera o pesada se siente en boca?– así como su contenido de alcohol.

  1. Concluye:

Por último hay que darse cuenta las notas que permanecen en tu boca y por cuánto tiempo, pero sobre todo, concluir si es una cerveza bien elaborada y si es o no de nuestro agrado.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?