RESTAURANTES BEBIDAS
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.
Blanco Castelar

BARES: las mejores aperturas de 2018 en la CDMX

Seis bares que nos conquistaron este año, aunque algunos sólo permanecieron abiertos por semanas. ¡Toma nota y arma tu ruta coctelera para el 2019!
Comparte

Por: Jazmín Martínez 

Bares que nos conquistaron en 2018, aunque dos solo permanecieron abiertos unas semanas.

También ve: Esto cuesta ir a los mejores bares del mundo 2018 

Japan

Quiso la suerte de la decoración urbana que el letrero de la esquina de la calle de Monterrey que marca el inicio de Uruapan fuera vandalizado hasta que en el rótulo se leyera “Japan”. Y quiso también la suerte que el inmueble que se localiza en esa dirección fuera tomado por un grupo de personas especialistas en hacer fiestas de techno. Tras una época de clandestinidad estos sujetos se hicieron formalmente del lugar y abrieron “Japan”, un cubo acústico dedicado a los vaivenes de la alta música electrónica underground.

De boca en boca el lugar se ha hecho famoso por la calidad de los actos que hostea, mientras una barra noventera, de tragos clásicos (long island ice tea,  y shots saca la nostalgia de los treintañeros que la frecuentan. A prueba de errores de acústica Japan retoma la herencia de los clubes de electrónica que florecieron en la ciudad en los tiempos que circundaron la caída del Continental en la Zona Rosa, puliéndola y presentándola de forma más sobria y democrática.

  • Check promedio: $600.00
  • Dirección: Monterrey esquina con Uruapan, Roma
japan bar

Foto: Jazmín Martínez

Café Taco Bar

Si en los últimos seis años has pisado la Roma y áreas circunvecinas seguramente te has encontrado en más de una ocasión con un trago que en las cartas de los bares responde al nombre de “Salmoncito”. Pues bien, ese trago no es producto de la generación espontánea. Tiene un creador y se llama Khristian de la Torre. Khris es probablemente uno de los veteranos de las barras más conocidos en la Ciudad de México. Por muchos años participó del arranque y consolidación de lugares como el MNRoy, Artemisia, Gin Gin… hasta que, un poquito cansado de las eventualidades de operar en sociedad, decidió ahorrar lo suficiente para abrir su propio bar.

Hoy es el terrateniente indiscutible (aunque también chef, recepcionista, asistente y plomero) de Café Taco Bar, un lugar que se ha vuelto punto de reunión de la escena gastronómica cuando los restaurantes bajan sus puertas. Una ubicación en una de las partes menos agraciadas de la Roma, tacos a precios populares (preparados por Khris en una plancha acondicionada en el fondo de la barra) y una carta donde todos los tragos cuestan 120 pesos han hecho de este lugar el favorito de una concurrencia aferrada como lo es la de quienes nos dedicamos a la industria de la hospitalidad. 

  • Check promedio: $400.00
  • Dirección: Oaxaca 12, Roma
Café Tacobar

Foto: Facebook Café Tacobar

Toledo Rooftop

Una de las terrazas que más sonó en las pláticas de sobremesa del 2018 es la ubicada en el 39 de la calle de Toledo, en la colonia Juárez. Esta es una terraza para beber cocteles bonitos, comer platillos desenfadados y disfrutar de la alucinante vista de esta parte de la Ciudad de México. Una selección envidiable de dj’s y actos en vivo y una decoración ecléctica, acogedora, con guiños hacia la tendencia eco chic convierten a este lugar en un imán de millennials dispuestos a escoger atuendos para venir a sentarse aquí.

  • Check promedio: $800.00
  • Dirección: Toledo 39, Juárez

También ve: Gastrobares, la delgada línea entre un bar y un restaurante 

Foto: Facebook ToledoRooftop

Blanco Castelar

A finales de la década de los 30 la familia Domit construyó, en el 163 de Emilio Castelar, una mansión de estilo californiano adecuada a las exigencias arquitectónicas de la época. Por dentro, una ornamentación de estilo europeo y novohispano posicionó a este inmueble como uno de los más ricos y lujosos de la zona. Este año el grupo Blanco se aventuró a abrir otra locación dentro de este inmueble. Blanco Castelar repite el formato de su hermano, Blanco Colima, donde un restaurante y un bar de lujo clásico invitan al comensal a sentirse en otra época. La terraza con vista al Parque Lincoln, la gastronomía de influencias francesas y la barra de cocteles nos trasladan a un México glamuroso, etéreo y elegante.

  • Check promedio: $900.00
  • Dirección: Emilio Castelar 163, Polanco
Blanco Castelar

Foto: facebook Blanco Castelar

Miracle en Limantour (pop-up)

Miracle es un pop up bar que vio por primera vez la luz en Nueva York en el invierno de 2014. El éxito de la fórmula llevó a su creador, Greg Boehm, a importar el concepto a varios rincones del mundo. Este año Limantour lo trajo por primera vez a México. Hasta el 24 de diciembre este bar ocupó el segundo piso de la sucursal de Álvaro Obregón, en la Roma, donde todo se decoró para honrar la época navideña. Toda la cristalería temática fue traída de Nueva York junto con las recetas de bebidas con nombres como “Christmapolitan”, “Bad Santa” y “Run Run Rudolph”

  • Check promedio: $450.00
  • Dirección: Álvaro Obregón 106, Roma.
bar de Navidad

Foto: Cortesía

Madame Clicquot en Candela Romero (pop-up)

Montado por Mario Beltrán, una de las cabezas detrás de Barra México, Madame Clicquot está inspirado en uno de los iconos de la literatura hispanoamericana. A saber de la anécdota que se recoge, Gabriel García Márquez era un portentoso adorador del champagne Veuve Clicquot y no había fiesta a la que no se presentase con una botella de este caldo. Del tono terroso amarillo habría sacado la idea de las mariposas amarillas que anunciaban la llegada de Mauricio Babilonia en Cien Años de Soledad. Este pop up, que estará abierto hasta las 2:00 am del 1 de enero de 2019, ofrece un escenario amarillo donde las mariposas, sombrillas y flores del techo se elevan sobre la barra donde se sirve una selección de cocteles que se ha curado con el espíritu elegante y festivo de la viuda de Clicquot. 

  • Check promedio: $800.00
  • Dirección: Lobby de restaurante Candela Romero, planta baja del Hotel St. Regis, Cuauhtémoc.

Foto: Cortesía