Restaurantes Bebidas
Estás leyendo:
Bebidas 10 errores que cometemos al beber vino
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Bebidas

10 errores que cometemos al beber vino

Desde juzgar un vino por su precio hasta no fijarnos en las características de su corcho y botella
Escrito por: Paulina Salgado
10 errores que cometemos al beber vino

Platicamos con Angélica Atristain, Directora y Sommelier de Vino Paraíso, para que nos explicara cuáles son los 10 errores más comunes que se cometen al momento de beber vino y así poder evitarlos.

También ve: Lo que debes saber de los vinos naturales 

Tenerle miedo a la carta de vinos

A veces por pena o miedo no nos atrevemos a pedir una botella de vino, perdiendo así la oportunidad de conocer caldos  exquisitos que puedan complementar  tus alimentos. ¡No lo hagas más!

No consultar al sommelier

Angélica Atristain nos invita a consultar a los sommelier para pedir su opinión. “Ellos son los expertos y tus aliados al momento de pedir la carta de vinos, además de los indicados para ayudarte a elegir un perfecto maridaje entre tus alimentos y tus bebidas. No temas ser claro al querer fijar un presupuesto”.

No tener claro la edad del vino

Para la Directora de Vino Paraíso, lo mejor es empezar con un vino joven, ya que es más fácil de entender, más fresco y de sabor más afrutado. Para poder identificar un vino joven solo hay que mirar la etiqueta y fijarse que no pase de cinco a siete años desde su elaboración.

No fijarte que el servicio se realice en tu mesa

Recuerda que cuando pides una botella el mesero siempre debe llevarla y abrirla en tu mesa. La idea es que puedas fijarte en la etiqueta, en el año de la cosecha y en el corcho.

También ve: 5 tips para catar un vino 

No revisar tu corcho

Si pides una botella ten en cuenta que el mesero siempre debe darte el corcho. Al mirarlo descubrirás algunos indicios de cómo viene tu vino. Lo que tienes que verificar es la firmeza del corcho, si este se encuentra seco y se desmorona fácilmente esto significa que tu botella no estuvo acostada.

Que la medida no sea la adecuada

Generalmente el vino se sirve a la mitad de la copa, sin importar el tamaño. Es una regla estándar, pero si llegan a servirte la copa a tope, también la puedes regresar.

Que nadie mueva tu copa

Angélica nos recuerda que al vino hay que ir descubriéndolo aromáticamente poco a poco. Por eso es muy importante no mover tu copa una vez que te sirvieron el vino. Si el mesero mueve tu copa, la puedes regresar. El único responsable de tu vino eres tú.

No analizar tu vino

Si detectas aromas parecidos al vinagre o acetona significa que el vino ya está pasado, lo mejor es comentarlo al sommelier y pedir que te cambien la botella.

No revisar el material de tu copa

Angélica nos sugiere preguntar siempre por el material de la copa. De preferencia que sea de cristal ya que este material permite poder captar aromas y sabores con mayor facilidad.

Pensar que un vino caro es mejor

“Un vino caro no necesariamente indica que tenga un excelente sabor”. Para Angélica hay vinos económicos muy buenos y vinos caros muy malos, todo depende de lo que se esté buscando. El vino es cultura y si deseas adquirir una botella de calidad debes tener en cuenta el tipo de uva, el viñedo y el país.

 

 

¿Qué tema te interesa?