Nuestros sitios
Comparte
Compartir

¡Feliz cumpleaños Le Chique!

Por: Gourmet de México 06 Sep 2018
Jonatán Gómez Luna festeja la primera década de Le Chique, para ello ha invitado a grandes cocineros a colaborar en cenas especiales.



	     ¡Feliz cumpleaños Le Chique!

Jonatán Gómez Luna festeja a lo grande la primera década de Le Chique, para ello, a lo largo de este año ha invitado a grandes cocineros a colaborar en cenas especiales. Dani García (Bibo), Javier Rodríguez (El Papagayo), (Biko), Guillermo González Beristáin y Eduardo Morali (Grupo Pangea), Mikel Alonso, Bruno Oteiza y Gerard Bellver (Biko), Pablo Salas (Amaranta) y Paco Molina (Evoka) buenos amigos que como bien lo dijo Jonatán han significado algo importante en su carrera más allá de la amistad que pudieran compartir.

Texto y Fotos Raquel del Castillo @Raquel_Pastel

La experiencia que disfrutamos fue la cena con Javier Rodríguez, un joven argentino que coincidió con Jonatán en Noma. Proveniente de la parte norteña de Santiago, de El Estero, aportó al menú degustación elementos gastronómicos interesantes como el charqui de carne, el choclo (maíz tierno), la chafaína y la sopa de quinoa, entre otros.

Este video te puede interesar

jonatan-gomez-luna-le-chique-gourmet-1

El viaje a Le Chique

Eran las siete y media de la tarde cuando entré a Le Chique. Sobre mi mesa había una rosa roja, mi única compañera de la noche. El saludo de la casa fue propuesta por Javier, un rábano confitado en mantequilla de tuétano. Crocante y dulce con un ligero picor que se disolvió con el acento de alcaparra.

Le Chique y su chef Jonatan Gómez Luna

El segundo bocado fue un huevo con crema ácida y sirope de chañar (un jarabe dulce y espeso que extraen de un fruto. Fue un momento divertido porque había que meter la cuchara hasta el fondo del cascarón.

Sin duda fue un menú que viajó de sur a norte no sólo de nuestro país, sino de todo el continente americano, traspasando las fronteras en segundos. De Baja California a la mesa llegó un libro con un diminuto bocado de piel dorada se jugosa. La interpretación de la ensalada César de Tijuana dentro de un libro, algo cruel porque te quedas con ganas de un segundo y un tercer mordisco.

Jonatán se caracteriza por ser un cocinero que cuestiona, es de aquellos que hace pensar al comensal. Bajo esa intención a la mesa llegó una nuez falsa, con foie gras, trufa y cacao. Un tiempo lúdico en el cual sí fue divertido tratar de adivinar a la primera cual de esas nueces era la buena.

La mexicana que conquistó París con tortillas

En total fueron 15 tiempos, un menú corto en el cual la técnica estuvo en equilibrio con el producto y los detalles sutiles que logra Jonatán con la cocina molecular así como las locuras en sabor que resuelve con creatividad y el romper los límites como lo fue el tiempo del queso Ramonetti madurado con mamey ahumado.

jonatan-gomez-luna-le-chique-gourmet-2

Otro factor que encontraremos en la propuesta del chef originario de la Ciudad de México es la sorpresa que parte de lo cotidiano, ¿cómo iba a adivinar que parte de mi postre era la rosa y el agua del florero? Así fue como cerró esa noche irrepetible, con flores y frutas, un momento dulce con mango, maracuyá, guanábana, fresa, lavanda y rosas a lo cual vertieron un destilado de rosas y lavanda para balancear sabores.

La entrevista con Jonatán

Jonatán está en una etapa en la que puede mirar atrás y decir con satisfacción que su momento es el resultado de paciencia, pasión, de no bajar la guardia, de armar un equipo de trabajo que le respalde. “De joven te quieres comer al mundo, pero hay cosas que van más allá de uno como lo es la madurez, la pericia para pensar y de no hablar”, aseguró porque un error de la juventud es pensar que todo debe ser rápido.

Entre los valores que Jon considera en su cocina es crear bienestar en su equipo de cocina, pues son una familia que debe entenderse a la perfección en lo personal y humano ya que pasan largas jornadas de trabajo juntos.

¿Qué coctel clásico te identifica más? #QuizGourmet

Lo segundo es que la técnica está al servicio del gusto, porque en Le Chique lo que tiene peso es el sabor de los platos más allá de que sea o no sorprendente. Es un coqueteo entre lo tradicional y la vanguardia, aunado a una técnica pulida gracias al paso del tiempo y la práctica en la cual el ingrediente es lo más importante y que tanto el foie gras como un vegetal tienen la misma importancia.

“México es nuestra alacena”, definió Jonatán. Le Chique es la suma de productos locales como los recados, el tener nuestro propio invernadero. Queremos marcar la pauta, trascender, ser un reflejo de lo que se hace en el país. No quitamos el dedo del renglón, finalizó.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas