Nuestros sitios
Comparte
Compartir

LIMOSNEROS: COMER ENTRE MUROS

Por: Gourmet de México 19 Abr 2018
Por Alfonso Franco Las paredes son un rompecabezas construido en el siglo XVI con el dinero que los fieles hicieron a la iglesia, por eso […]



	     LIMOSNEROS: COMER ENTRE MUROS

Por Alfonso Franco

Las paredes son un rompecabezas construido en el siglo XVI con el dinero que los fieles hicieron a la iglesia, por eso estos muros se llaman “limosneros”. El lugar luce muy bien tras las las remodelaciones que conservan la estructura antigua del recinto. Una de las máximas del restaurante es “Sin tradición no hay modernidad”, y el diseño delata un acomodo vanguardista de materiales y esencias de antaño. Tejidos, piedra, cristal y detalles artesanales forman la imagen del entorno, pero también mezcales, vino mexicano, cerveza artesanal, recetas e ingredientes.

La propuesta gastronómica en manos de Juan Pablo Ballesteros, bisnieto del fundador del Café Tacuba, está basada en los sabores clásicos de la cocina mexicana, a partir de sus elementos, intentando dejar atrás los clichés y nacionalismos. Sólo hace falta echarle un ojo a la presentación de los platos para darse cuenta que un chile relleno puede percibirse de múltiples formas. Si bien cuando se juega demasiado es fácil caer en confusiones, en Limosneros no hay lugar para la altanería, su cocina es simplemente propia, de antojo y un tanto de capricho.

Este video te puede interesar

Es incuestionable el compromiso del lugar con los productores nacionales, y la carta de vinos está construida nada más de etiquetas mexicanas; dejan de lado las propuestas enológicas de otras partes del mundo. La oferta mezcalera es algo que vale la pena destacar, ya que se pueden probar variedades de destilados difíciles de hallar en otro lugar. Las cervezas son otro paradigma, ya que sólo están en lista las artesanales, aunque también hay comerciales, si alguien las pide (pero, ¿cómo saberlo si no están en la carta?). Entrar así, de pronto, a las notas fuertes de estas propuestas puede ser intempestivo para los paladares que estén poco entrenados.

Limosneros es un lugar al que también se puede ir a tomar una copa con los amigos, en un ambiente lleno de detalles y primeras vistas. Los sabores auténticos son la rúbrica del lugar; el espacio es muy agradable.Hay que probar, juzgar y sí, volver.

 

limosneros-2

 

 

 

Allende 3,
Centro Historico,
Distrito Federal
T. 5521 5576
limosneros.com.mx

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas