Nuestros sitios
Comparte
Compartir

EL ABULÓN

Por: Gourmet de México 27 Mar 2018
Dicen que está loco. Verlo en vivo en un escenario es esperar lo inesperado: puede colgarse de las lámparas, brincar, gritar, y todo sin los […]



	     EL ABULÓN

Dicen que está loco. Verlo en vivo en un escenario es esperar lo inesperado: puede colgarse de las lámparas, brincar, gritar, y todo sin los paradigmas que a veces envuelven el ambiente. Ni drogas, ni alcohol. Puro rock and roll.

Fotos Fernando Gómez Carbajal

Este video te puede interesar

“No me subo a que me admiren y vean qué lindo soy. Es como dice David Bowie, ‘puedes convertirte en héroe por un día’. Pues si yo no quiero ser Raphael”.

Ricardo Flores es el Doctor Abulón, el Abu… Vocalista de un grupo mítico del rock nacional, Las víctimas del doctor cerebro, y de una nueva banda que va marcando su propio destino, Los abominables. Uno de los hombres más enloquecidamente cuerdos de la escena musical mexicana.

El Abulón es un personaje muy poco común dentro del ambiente rocanrolero: no bebe, se duerme temprano, “Me gusta leer, soy fan de H.P. Lovecraft y de Ray Bradbury. Últimamente he estado escribiendo para el blog de una cerveza, de cosas y artistas que me gustan, como Klaus Nomi o Kenneth Anger, gente del underground clásico. Estoy armando un guión para un cortometraje y otro para una película que quiero hacer. Cuando escribo canciones soy muy visual, veo fotografías, libros, películas; ayuda mucho una cultura general para tener en dónde apoyarte, pulir las ideas y transformarlas en música. Siempre trato de contar historias muy personales, no del entorno”.

Comenzó en la música desde el independiente, en tocadas marginales, antes de que el rock en español se pusiera de moda, cuando lo que juntaba masas era lo urbano. “Yo vengo de ciudad Neza, y cuando empezábamos, hace veinte años, si llevábamos los teclados a las tocadas nos aventaban piedras porque decían que éramos fresas; si no traíamos playeras del Tri o de los Ramones decían que no eras del barrio, que no eras banda. Siempre traté de escapar de eso, no por que no me gustara, yo también iba a ver bandas de rock urbano y a brincar como chapulín, pero veía que la gente no buscaba otra cosa, otros referentes”.

¿Te consideras parte de la historia del rock mexicano?
No. Esa es una historia muy fragmentada, difícil. Hay artistas que reconozco que son influencias muy pesadas, pero mi legado, si es que lo hay, son los shows en vivo. Si tú me vez actuar en el escenario sí soy el fire starter, llego y prendo la tocada, y si no se encienden me prendo yo y no me importa. Soy muy físico. Mi héroe es Iggy Pop porque él era el espectáculo. El músico Gigi Allen tenía una frase que era, ‘El público es el blanco y yo soy una bala’.

¿Y qué pasa cuando las cosas se invierten y te conviertes en el blanco y el público en la bala?
Me ha paso de todo, hasta que me agredan. Cuando llegas al escenario es subirte y dar todo, y si eso es morirte, no hay bronca (nos enseña las huellas de lo que dice). Tengo las rodillas destrozadas, todas estas cicatrices son porque no me subo a que me admiren y vean qué lindo soy. Es como dice David Bowie, ‘puedes convertirte en héroe por un día’. La gente tiene muchas broncas en sus casas para que todavía tú llegues y quieras convertirte en una especie de vampiro y alimentarte de ellos, eso es un lugar común. Pues si yo no quiero ser Raphael.

¿Entonces quien eres en el rock?
Soy un gran entretenedor. Hay muchas cosas que he escrito y le han llegado a la gente; hay muchas cosas que he compuesto que ya son parte de catálogos y parece que se van a seguir escuchando, pero principalmente me considero un entretenedor.

¿Y entonces el lado artístico?
Sí, está en las canciones, pero hay otras cosas que me gustan, como el cine y los comics, y ese lado mío poca gente lo conoce y a pocos importa. Soy fan de David Lynch, me encantan los documentales.

abulon2

Tienes 40 años y han pasado muchas cosas desde que iniciaste, ¿cómo se está construyendo el nuevo rock mexicano?
Funciona… A mí me gusta que haya bandas nuevas. Hay quien piensa que lo bueno estuvo en los ochenta y noventa, que no hay nada nuevo, que todo es basura comercial. Para mí estos chavitos que tienen otras influencias y tienen otro contexto, siguen dándole vida a un movimiento que bien pudo haber muerto hace una década, cuando las disqueras lo explotaron y lo desecharon.

¿El rock mexicano está definido por clichés?
El rock mexicano es por sí mismo un cliché. Al principio se trataba de imitar a bandas extranjeras, ahorita todo el mundo quiere ser indie; se sigue la corriente mundial. Allá estornudan y aquí nos da gripe. Sin embargo siempre hay bandas con identidad. A mí no me interesa lo que esté de moda, por eso estoy en muchos proyectos, para desahogar todo. .

Platillo de Abulón
El Abulón no sigue los excesos que marcan algunas veces el mundo del rock. “Odio el alcohol y odio las drogas. Creo que en este país hay todo para poder comer muy bien, y la causa de no hacerlo es la mala educación. Podemos consumir cosas más sanas y de mejor calidad sin gastar de más ni sacrificar lo rico, pero no tenemos la cultura”.

Andando en el camino y de gira es difícil cocinar o seguir estándares de alimentación, pero “ya tengo 40 años y no puedo seguir comiendo gansitos; trato de comer mejor, me gustan los champiñones, el queso, las espinacas. Me gusta ir a comer al restaurante MOG, en la colonia Roma (Álvaro Obregón 40). En casa cocino pescado con salsa de soya, aguacate, papas gratinadas. No soy un gran conocedor, pero intento comer más vegetales y menos grasas. Ya tengo 40 años”.

En cuanto al alcohol, “el vino es muy rico, pero rara vez lo consumo, porque no lo metabolizo bien y me pone mal muy rápido; cerveza tomo rara vez, me gusta una mexicana artesanal que se llama Cosaco, que una sabe a chocolate y otra a cereza, pero igual demasiada no me cae bien”.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas