Restaurantes Bebidas Descargables

¿Por qué es bueno saber de dónde viene tu comida?

Por: Adi Zeitelberger 18 Oct 2021

Todo lo que comemos se basa en una serie de elecciones. ¿Sabes por qué siempre es bueno conocer el origen de la comida que llega a la mesa?

El 16 de octubre de cada año se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Este día sirve de memoria y reflexión para recordar la gran importancia de la alimentación en nuestras vidas y en el medio del que nos rodeamos. Te invitamos a que, junto con nosotros, te cuestiones lo siguiente: ¿por qué es bueno saber de dónde viene tu comida?

Por: Adi Zeitelberger

Desde el año 1979 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) promulgó el 16 de octubre como el Día Mundial de la Alimentación. Con ese contexto, más que nunca es momento de indagar el porqué de nuestras elecciones de consumo y pensar en el futuro de la alimentación. Ésta, como ya lo sabes, influye de manera directa en muchos ejes de nuestra sociedad. 

¿De dónde viene tu comida?

Este video te puede interesar

Hace poco Aires de Campo nos invitó a un evento en la Chinampa del Sol, en Xochimilco, de la CDMX, mediante el que reflexionamos con Arca Tierra acerca del origen de nuestros alimentos y del sabor que deben tener los mismos al estar cocinados como tiene que ser. Fue una invitación a la reflexión de por qué la alimentación tiene que evolucionar, así como los retos de dicho cambio. 

Uno de los puntos que se tocaron fue precisamente entender la inversión que hacemos al consumir e invertir en lo valioso. Precisamente de eso se trata la alimentación consciente: en comprender que nuestras decisiones de consumo son valiosas no solo para nuestro cuerpo, si no para el bienestar social y la salud del planeta. 

Foto cortesía de Aires de Campo.

Más que nunca, es necesario poner la mirada en aquellos proyectos que se esfuerzan día con día en apoyar al campo mexicano, a difundir las historias de aquellas manos que se dedican a alimentar y que se preocupan por nuestra salud integral. Como decía Hipócrates: “Que tu medicina sea tu alimento y el alimento tu medicina.” 

Solo así se entiende que entablar relaciones con las personas que nos suministran los alimentos es un arma fundamental para cambiar el panorama del consumo que hoy se tiene. Somos humanos que alimentamos humanos y detrás de ello hay sudor, lágrimas, risas, enojos, decepciones, pero sobre todo muchas historias. 

Optar por una alimentación consciente

Guadalupe Latapí es una mujer que, en la búsqueda de un consumo consciente, fundó la empresa Aires de Campo. Esta empresa nació con la finalidad de beneficiar de manera integral a la cadena de producción del campo, hasta el consumidor final. 

Foto cortesía de Aires de Campo.

Arca Tierra, a su vez, busca difundir la chinampa mexicana alimentando a cientos de familias a través de ella. Los insumos que salen de la Chinampa del Sol, además de ser deliciosos. son de gran calidad para nuestro cuerpo. No olvidemos que Xochimilco nos alimentaba hace mucho tiempo: sus tierras son muy ricas en nutrientes y el agua que proviene de sus canales esta tratada, por lo que sus alimentos son sanos, justos y variados. 

Foto cortesía de Aires de Campo.

Te puede interesar: Orgánico o no… ¿Qué beneficios tiene consumir este tipo de ingredientes?

No es moda, es una necesidad

Hoy en día comer sano, variado, local y de temporada ya no es cuestión de moda. Es algo profundo que interviene en nuestra salud ya que un ingrediente que tuvo un buen proceso en su producción, sin la participación de pesticidas, contaminantes o demás, tiene una mejor calidad de nutrientes que se verán reflejados en nuestro cuerpo. 

Te puede interesar: Tips que tus vegetales orgánicos duren más tiempo en el refrigerador

Además, este tipo de consumo es la fuente de ingresos de muchas familias que dependen de sus cosechas; también favorece las relaciones justas entre las personas con la naturaleza. 

Foto cortesía de Aires de Campo.

Todos somos parte de una situación problemática que debe cambiar. Entablar conversación, indagar de dónde provienen los ingredientes que llegan a tu mesa y comprar local, pueden repercutir de manera muy positiva en nuestro planeta. Nosotros ya estamos listos para dar el paso. ¿Te unes a este viaje?

Notas Relacionadas