Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Cocinar para vivir: el reto de la actualidad

Por: Gourmet de México 13 Mar 2018
Los avances científicos y tecnológicos nos han permitido tener una basta oferta gastronómica e informativa; sin embargo, muchas de las elecciones que hacemos están lejos […]



	     Cocinar para vivir: el reto de la actualidad

Los avances científicos y tecnológicos nos han permitido tener una basta oferta gastronómica e informativa; sin embargo, muchas de las elecciones que hacemos están lejos de ser lo ideal para nutrir a nuestro cuerpo. Ahora, más que nunca, es indispensable cocinar para vivir.

Este video te puede interesar

Los avances científicos y tecnológicos nos han permitido tener una basta oferta gastronómica e informativa; sin embargo, muchas de las elecciones que hacemos están lejos de ser lo ideal para nutrir a nuestro cuerpo. Ahora, más que nunca, es indispensable cocinar para vivir.

Por Ingrid Cubas @ingrid_cb

Actualmente vivimos rodeados de un sinfín de datos que fluyen en todas direcciones sobre la buena y mala alimentación. Entre todos estos mensajes ha llegado a perderse el valor sobre las necesidades de cada organismo que de forma individual requiere distintos patrones alimenticios. Basándose en esto, Fernando Fombellida, doctor en Medicina y Cirugía, y especialista en Estomatología, y Andoni Luis Aduriz, Chef del restaurante Mugaritz, nombrado el séptimo mejor restaurante del mundo en la lista de S. Pellegrino y Acqua Panna 2016, crearon el libro “Cocinar para vivir: Cómo cocinar para prevenir el cáncer” donde comparten sugerencias sobre qué ingredientes comprar y cómo cocinarlos para integrar todos sus aportes nutricionales en nuestros alimentos, dejando de lado cualquier tendencia que nos hace limitarnos o enfrascarnos en un sólo tipo de ingredientes para aprender a comer bien.

Mientras Andoni aporta recetas sencillas basándose en estudios científicos, integra la justificación de la mezcla de ingredientes que la conforman y evalúa el grado de dificultad para realizarlas, permite que el lector desarrolle sus propias recetas al estimular su imaginación. En gran medida, estas recetas están ideadas para prevenir el cáncer a través de los alimentos, pues en propios términos de Andoni y Fernando, no implica estar a régimen, pues no sólo nos sentamos a comer y nutrirnos, sino que nos sentamos para compartir y disfrutar.

Existe una relación entre la alimentación, la nutrición y el desarrollo o prevención de ciertos tipos de cáncer. Lo ideal es practicar una alimentación equilibrada, que te proporcione abundantes sustancias anticancerígenas y escasas procancerígenas; todo ello, en el marco de una dieta que se ajuste a tus necesidades calóricas y en la que predominen los alimentos con una carga glucémica baja o moderada. No creemos en los alimentos milagro ni pensamos siquiera que consumiendo ciertos alimentos nunca vayas a padecer un cáncer. Pero creemos firmemente que llevando un patrón alimentario equilibrado, minimizarás el riesgo de padecerlo.

Como sabemos, esta prevención inicia desde que seleccionamos nuestros ingredientes. He ahí la importancia de la variedad para poder obtener todo tipo de sustancias anticancerosas, pues no se encuentran en un solo alimento. Cuando se trata de cocinar, el procedimiento y trato para con el platillo, es igual de significativo, “En la medida en que los cuides, ellos cuidarán de ti”.

Es fundamental hacer consciencia sobre el futuro de nuestra salud como un elemento que depende de nosotros y no de los médicos, pues somos nosotros mismos quienes la salvaguardan o descuidan. Pese al respaldo científico, es necesario saber que la alimentación contribuye a prevenir enfermedades, pero no nos hace inmunes a ellas. Por lo tanto, es necesario hacer una revisión sobre los alimentos que consumimos habitualmente y los que adoptamos en nuestra dieta ocasionalmente, de la misma forma que se debe procurar abusar de ciertos alimentos por más saludables que parezcan y comer sin horarios establecidos.

Al final del día, la comida anticancerígena también puede ser sabrosa. Con las medidas necesarias y la guía adecuada, podemos adquirir este hábito de forma natural siguiendo algunos consejos prácticos como estos:

  • Hacer la despensa no se trata de abarrotar nuestra canasta, requiere una planificación semanal para ubicar los puntos donde podemos encontrar ciertos productos más frescos y poder balancear nuestras comidas. Es necesario limitar nuestro consumo de alimentos procesados, con azúcares añadidos, conservadores y grasas trans es tan fundamental como evitar el consumo frecuente de bebidas alcohólicas y bebidas muy calientes, pues recientes estudios han demostrado que las altas temperaturas favorecen la formación de células cancerígenas.
  • En cuanto a las cantidades, también aconsejan comer raciones en plato de postre e incluir 5 raciones diarias de frutas variadas, así como probióticos. El tema de la leche materna es definitivo para proveer de anticuerpos a los recién nacidos y transmitirles los mayores nutrientes posibles en este alimento apto para su consumo.
  • Cuando estés de compras, compra; cuando estés cocinando, cocina y cuando estés comiendo, come. Poner atención y aprender a disfrutar es parte del cambio.

Todas estas recomendaciones son sólo una parte de los datos imprescindibles que están disponibles en el libro de Fernando Fombellida y Andoni Luis Aduriz editado por Grupo Planeta. Sin lugar a dudas, se trata de una lectura obligada en este momento en el que entre tantas voces llega a perderse el auténtico valor de elegir un alimento, más allá de las tendencias y de lo que creemos, podría necesitar nuestro cuerpo.

Con información de abc.es

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas