Nuestros sitios
Comparte
Compartir

7 pecados capitales según San Homero

Por: Gourmet de México 27 Mar 2018
La vida de Homero Simpson está llena de excesos, él sí ha sabido disfrutar los placeres de caer en el pecado y salir ileso.   […]



	     7 pecados capitales según San Homero

La vida de Homero Simpson está llena de excesos, él sí ha sabido disfrutar los placeres de caer en el pecado y salir ileso.

 

Si me dieran a elegir entre lo malo y lo prohibido, escogería ambos. Los pecados excitan e invitan a cometerlos de nuevo. En el caso de la comida éstos aumentan en goce y posibilidades. No se trata sólo de la gula, al estilo de Homero Simpson babeando al pensar en “chocolate, mmm… cola invisible, la rosca prohibida”, sino literal de “mmm… lo que sea”, incluyendo una venus de gomita pegada en el trasero de la niñera. Este personaje nos demuestra una y otra vez como los 7 pecados capitales pueden cometerse por puro amor a la comida.

Este video te puede interesar

7 pecados capitales según San Homero 0

 

Empecemos con el favorito: la lujuria. ¿Recuerdan a Margo? Su compañera de trabajo que inspiró el “llegaste a mi vida volando, oh Margo, me besas y me vuelvo listo”. Aunque la atracción y el deseo son brutales desde el inicio, lo que abre la posibilidad de consumar el acto sexual y engañar a Marge es su afinidad: a ambos los vuelve locos la comida, la cerveza y la televisión. Aunque no llegan al coito, para dos amantes del exceso su comunión es más profunda. Su felicidad y complicidad está al atragantarse juntos en la cama con el servicio a la habitación que pagará Burns (a menos que los monos voladores los encuentren, claro). De hecho, su voluntad de entrarle al engaño viene con una galleta de la fortuna y su leyenda del nuevo amor.

 

7 pecados capitales según San Homero 1

 

Y así sigue la lista. En su visita al “Matadero”, el restaurante donde sacrifican frente a ti al animal que comerás, enloquece con el título del camionero Red Barclay y no titubea al retarlo, comerse 7 kilos de filete ni al ser el causante involuntario de su muerte. Lo único importante es derrotar al sujeto que acaba de conocer; envidia y soberbia recién salida de la plancha. Apu vende salchichas sucias en su Kwik-E-Mart y el muñeco Mantecoso destruye Springfield cuando Homero le roba su rosca coloso. Avaricia e ira motivadas por el señor del pecado.

7 pecados capitales según San Homero 2

 

Aunque de todos, el oro se lo lleva la gula y la pereza. Recordemos cuando Homero decide engordar (¡más!) para ganar su incapacidad, lo logra con gran placer al seguir la estricta dieta del doctor Nick Riviera: mascando tocino y lavándose los dientes con malteadas. Su trabajo como inspector de seguridad de la planta nuclear se lo asigna a un hábil pájaro de madera. En el mundo del pecado todo se vale, menos convertirnos en lo que odiamos. Para Homero esto es no poder seguir atragantándose. Al final, ¿estamos hablando de comida, no?

7 pecados capitales según San Homero 3

 

Publicado en Planeta Foodie para Playboy México

Por Fernanda Balmaceda @fer_balmaceda

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas