Nuestros sitios
Compartir

Bebidas

Vinos para maridar la cena de Día de Gracias

Por: Ava García Leeh 17 Nov 2020
Te damos consejos para elegir los mejores caldos que vayan a la perfección con pavo, puré de papa o de camote y hasta con los postres


	     Vinos para maridar la cena de Día de Gracias

Antes de intentar maridar una cena tan vasta y variada como lo es la de Día de Gracias, es necesario tener algo claro: es muy difícil, prácticamente imposible, que un mismo vino vaya con todos los platos, específicamente porque en la mesa se sirven desde ensaladas
ligeras y frescas hasta proteínas con contenido graso importante, platillos cremosos y un par de opciones dulces, todo esto antes de llegar al postre.

Por: Ava García Leeh 

Para tener un maridaje exitoso, hay dos consejos primordiales. El primero: es mejor comprar unos cinco vinos diferentes; así cada quién podrá probar y quedarse con el que más le guste, o ir cambiando el vino en cada platillo. El segundo consejo y el más importante: hay que relajarse, pues el ejercicio de maridaje perfecto sólo existe en las aulas.

También ve: Vinos blancos para las tardes de otoño

Este video te puede interesar

Pero sí hay algunas variedades o estilos de vino que pueden funcionar mejor. La clave es pensar que deben de ser bebidas frutales, con aromas terrosos y taninos suaves. La frutalidad funcionará bien con las salsas de arándano y de manzana, mientras que los taninos suaves con el pavo y el gravy, que pueden tener un contenido graso importante.

pavo-thanksgiving-navidad-hornear-horno-perfecto-cocinar-tips

Foto: Gourmet de México

Una opción es un Zinfandel, que va bien con especias como clavo y canela y que tiene la suficiente intensidad para soportar la grasa del pavo. Por otro lado, si tu cena será súper clásica, tradicional y no muy especiada, lo mejor es un Pinot Noir, que acompañará bien platos cremosos como el puré de papas y, al mismo tiempo, acentuará los sabores de la salsa de arándano.

También ve: Maridaje con vino para el desayuno

También vendrá bien aprovechar el reciente lanzamiento del Beaujolais Nouveau para invitarlo a la mesa: éste va bien con ensaladas, pastas y el puré de camote. Además, como la cena de Día de Gracias comprende muchas preparaciones dulces, la acidez de este vino ayudará a equilibrar el dulzor. La ligereza y la suavidad de los taninos del Beaujolais acompañan muy bien también al pavo.

pasta artesanal

Foto: Ristorante Romina

La opción que nunca debe faltar, un vino espumoso: este sí es lo suficientemente versátil para estar presente desde el principio, como aperitivo, hasta el postre. La carbonatación del fermentado ayuda a limpiar paladar y prepararlo para un plato diferente, además de darle un descanso de la grasa del pavo y del gravy.

Ahora bien, si le damos oportunidad a esta cena, podrá convertirse en un gran ejercicio para comprender los maridajes: la variedad de platillos con distintas temperaturas e intensidades de sabores nos da oportunidad de probarlos con vinos diferentes, decidir de manera individual qué funciona y qué no y aprovechar el diálogo con quienes compartimos la mesa para comprobar que la percepción de un vino es una experiencia personal.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?