Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Ernest Hemingway, el daiquiri y el Floridita

Por: Andrea Vázquez Azpiroz 01 Mar 2021
La receta original del daiquiri se preparaba con ron, limón y azúcar. Sentado en la barra del Floridita, Hemingway puso su toque al coctel



	     Ernest Hemingway, el daiquiri y el Floridita

Ernest Hemingway fue un reconocido periodista y escritor, ganador del premio Pulitzer en 1953 y del Nobel de Literatura en 1954. Además de ser reconocido por sus novelas como “Por quién doblan las campanas” o “El viejo y el mar”, este prolífico escritor también se
dio a conocer por otra cosa que le gustaba mucho hacer, además de escribir: beber.

Por: Andrea Vázquez 

A Hemingway no solo le tocaron las letras, sino también las dos Guerras Mundiales y la Guerra Civil Española. Antes de esta última, Ernest pasó un tiempo en La Habana; rentó una finca en las afueras de la ciudad cubana y, durante un tiempo, vivió entre la isla y Estados Unidos.

También ve: Ada Coleman y la historia del coctel que la hizo famosa

Este video te puede interesar

En su vida en la isla, el escritor llegó, inevitablemente, al bar Floridita, en donde ya se vendía el ahora tradicional daiquirí (con el acento en la última í; así es como lo pronuncian los cubanos).

bar floridita

Foto: Shutterstock

La receta original se preparaba con ron, limón y azúcar. Pero, sentado en la barra del Floridita, Hemingway puso su toque al coctel. Algunas versiones dicen que le hizo modificaciones porque debía moderar su consumo de azúcar por cuestiones de salud. Otros afirman que se fue simplemente porque le gustaban las bebidas más alcohólicas.

El caso es que el escritor pedía sus daiquiris sin jarabe natural (es decir, azúcar), y con el doble de ron. Así nació el Hemingway especial o el Papá Hemingway, al que posteriormente se le agregó licor de marrasquino, jugo de toronja y, para los que no tienen los gustos tan intensos del escritor, un poco de jarabe natural.

También ve: Conoce el origen del mojito y su tradición

daiquiri

Foto: Shutterstock

“Mi daiquiri en el Floridita”, decía Hemingway en aquellas épocas cuando pasaba largas horas sentado en las barras del bar ubicado en las calles de Obispo y Monserrate. Hoy, el lugar en donde siempre se sentaba el autor sigue reservado para él, y el bar, uno de los más famosos de todo el mundo, continúa sirviendo los daiquiris tradicionales y los Papá Hemingway.

Por cierto, versiones no verificadas dicen que el nombre del trago, “Papá Hemingway”, es porque, cuando Ernest pidió el daiquiri hecho con el doble de ron y sin azúcar, el bartender que lo atendía se lo preparó y cuando se lo entregó le dijo: “aquí tienes, papá”, porque así le llamaban los cubanos.

Y sí, el Floridita es más un bar que de turistas que de locales. De hecho los locales que entran es porque trabajan ahí, pero algo tiene de nostálgico tomarse un daiquiri en la misma barra en la que no sólo se sentó Ernest Hemingway, sino también Errol Flynn, Ava Gadner, Gary Cooper y muchos personajes más. Y en donde se han servido daiquiris durante más de 200 años.

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas