Nuestros sitios
Compartir

Cerveza artesanal, pasión por lo bien hecho

Por: Gourmet de México 09 Abr 2018
Al hablar de cerveza es inevitable considerar lo que una cerveza artesanal requiere para serlo, así como en la industria cervecera que ha crecido tanto. […]



	     Cerveza artesanal, pasión por lo bien hecho

Al hablar de cerveza es inevitable considerar lo que una cerveza artesanal requiere para serlo, así como en la industria cervecera que ha crecido tanto.

Cerveza artesanal, pasión por lo bien hecho

¿Sabía que por cada litro de cerveza artesanal que disfrutas de $10.00 a $12.00 pesos se van al pago de impuestos? Esto es diferente cuando se trata de una cerveza industrial, puesto ellos sólo responden con $3.50 por litro vendido al consumidor.

Por: Raquel del Castillo @Raquel_Pastel

Lo artesanal tiene que ver con la producción a pequeña escala, aquella bebida de malta es supervisada por un maestro cervecero paso por paso y que de acuerdo a la Asociación de Cerveceros de la República Mexicana (ACERMEX) es aquella independiente y que en sus recetas encontramos cuatro básicos: agua, malta, lúpulo y levadura como base más algún ingrediente extra el cual debe ser natural como lo podría ser el café de olla, el amaranto, la calabaza o la miel.

El mercado nacional de los pequeños brewers es diminuto, es el 0.8% y esto tal vez se deba a que sus escalas de producción son pequeñas y abastecen a las localidades en donde están establecidas, aunque gracias a las tiendas de especialidad podemos tener acceso a cerveceras de Yucatán, Monterrey, Baja California, León, San Luis Potosí, Colima y un largo etcétera. En México el término de cerveza artesanal tiene relativamente poco, no más de 15 años. Algunos cerveceros del norte (gracias a su cercanía con Estados Unidos, sobretodo de California) y Ciudad de México en donde la referencia es Cosaco de Gustavo González Chozas quien le dio vida a un proyecto que fue inspiración de otros emprendedores gracias a su gusto y necesidad de tener en casa una buena cerveza.

Uno de los grandes problemas de las microcervecerías es el acceso a la materia prima, puesto que el lúpulo, la malta y la cebada de calidad están fuera de México, de hecho ya se comenzaron a tener esfuerzos en Baja California para tener lúpulo, pero habrá que ver resultados.

Esto, las grandes cerveceras lo resuelven con otros granos que le dan a la cerveza azúcares y mayor vida en anaquel, tales como arroz y maíz se integran a sus fórmulas y así disminuir también los costos y con ello darle al consumidor un precio accesible, ahí otra guerra: Un six de cerveza clara de corona cuesta 68.50 pesitos contra una Cerveza Artesanal Finísima de 355 ml a 45.00 pesos o bien, o una Delirium Tremens de Minerva de 330 ml. en $69.00 ¿Cuál comprarías?

Lo que es cierto, es que cuando se realiza cerveza en pequeña escala la supervisión y control del proceso es mucho mayor, el maestro cervecero tiene la oportunidad de imprimirle un sello personal e ir de acuerdo a las temporadas, experimentación de estilos, recetas únicas y ediciones especiales en las cuales pueden pensar su producto para maridajes así como la intervención de artistas y diseñadores en sus etiquetas.

Negocio vs. pasión

Todos tienen su precio, y eso está rompiendo el corazón a muchos entusiastas de lo independiente. Por el momento ya se tienen tres casos de cerveceras que han sido adquiridas por Grupo Modelo: Cervecería Tijuana, Bocanegra y Cucapá, razones han de tener. Hay cosas positivas y negativas de todo esto, de lo bueno, Carlos Cohen de Radical OH y Cervecería Paracaidista nos dice que la gente podrá conocer otros estilos, osea, nuestro vocabulario será más amplio, ya no será sólo “clara u oscura”, se hablará de la Pilsner, la Blonde, la Dunkel, la Stout, y con ello una mayor exigencia en cuanto a calidad de producto.

Otra cosa que hay que tener en cuenta, como dice Cohen, es que jamás una homebrewer competirá con una industrial porque no cuenta con el dinero ni con la capacidad en cajas para llenar los anaqueles de los grandes autoservicios de México y lo más importante, los pequeños cerveceros no viven de hacer cerveza, eso es sólo el resultado de una pasión que los empuja a fabricarla y compartirla, todos tienen una profesión que les da para vivir y para generar cerveza, de lo cual de corazón lo agradecemos.

¿Qué hacer con los impuestos?

Lo que se busca es tener una equidad en este tema frente a las grandes cerveceras, que ambos bandos paguen la misma cantidad de IEPS y con ello una competencia más sana y las mismas oportunidades de venta, que la competencia sea por calidad y no por precio y con ello de acuerdo a ACERMEX tener el 1% del mercado nacional lo cual se reflejaria en 16 mil empleos y consumo per cápita de 70 litros anuales con responsabilidad y conciencia.

Con información de Acermex

Este video te puede interesar

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?