Nuestros sitios
Comparte
Compartir

ANGELOPOLITANO: GUARIDA POBLANA

Por: Gourmet de México 19 Abr 2018
Por Fernanda Balmaceda Fotos Víctor González   Si de degustar cocina poblana se trata, no hay mejor lugar que esta angelópolis defeña. Aquí el chef […]



	     ANGELOPOLITANO: GUARIDA POBLANA

Por Fernanda Balmaceda Fotos Víctor González

 

Si de degustar cocina poblana se trata, no hay mejor lugar que esta angelópolis defeña. Aquí el chef Gerardo Quezadas expresa su bagaje culinario en dos vertientes: las tradiciones familiares de su abuela en los clásicos de la cocina de aquel estado, y las creaciones sazonadas por los antojos de su imaginación.

Este video te puede interesar

La especialidad de la casa son los moles artesanales, que cambian según la temporada, y cuyos sabores van desde los clásicos pipianes, verdes o almendrados, hasta los de guayaba, zarzamora o chabacano. Todos son hechos en molino de piedra con ingredientes seleccionados por el mismo Gerardo, quien en esta ocasión, fue el guía de nuestra degustación.

Iniciamos con una orden de chalupitas verdes y rojas de pollo y lomo de cerdo, antesala de una crema poblana con nueces pecanas y de castilla, acompañada de bolas de queso camembert fundido. Para el plato fuerte no nos hicimos ‘de la boca chiquita’: disfrutamos de una pechuga rellena con queso de cabra, manzana verde y mole de zarzamora; un pastel de pollo con mole, queso, nata y varias capas de tortilla que tras salir del horno bañado por la salsa de la casa, parece una enorme y deliciosa enchilada; también una orden de chiles mecos rellenos de picadillo y requesón. Un par de refrescantes jarras de agua (una de limón y jengibre, otra de horchata con almendra) acompañaron nuestra estancia y nuestro paladar, platillo a platillo.

Para cerrar con broche de oro: un caballito de Koch –mezcal oaxaqueño de agave espadín joven– y la sobremesa con el chef, quien compartió una de sus aspiraciones: que cada elemento, tanto en diseño como en servicio, contribuya a formar un ambiente cálido y amigable que te haga sentir como si estuvieras en casa. Motivos que justifican que este rincón poblano haya seducido, en tan sólo nueve meses, a los paladares y corazones de sus visitantes. Nos sumamos a la conquista.

***

> Para hacerle honor a su nombre, cuyo significado es “oriundo de angelópolis”, Angelopolitano abrió sus puertas el 5 de mayo en la calle de Puebla. No te pierdas los chilaquiles de mole de su brunch de fin de semana, sus noches de trova o sus platillos hechos a base de pulque.

rest-1-plato
 

Puebla 371, Roma Norte
T. 6391 2121
@Angelopolitano_

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas