Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Chocolate Macondo: el realismo mágico del cacao en Teotihuacán

Por: Colaborador 07 Ago 2021
Este rincón, que rinde culto al cacao en Teotihuacán, está inspirado en lo que el escritor colombiano Gabriel García Márquez ideó para Macondo.



	     Chocolate Macondo: el realismo mágico del cacao en Teotihuacán

El consumo del cacao en México está ligado a los orígenes del país. En Macondo, un negocio ubicado en Teotihuacán y donde se expenden bebidas que tienen como base esta semilla, el realismo mágico –del que Gabriel García Márquez puso bases hace décadas en la literatura latinoamericana– se vive en cada taza.

Por Luis Ángel Cruz Simón

Chocolate Macondo es un proyecto, negocio familiar y librería, que destaca el uso del cacao en diversas bebidas tradicionales de estados como Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Guerrero, Michoacán y San Luis Potosí.

Este video te puede interesar

Con él se busca conmemorar, celebrar y consagrar al cacao como un alimento vivo que prevalece en la cocina mexicana. Todos lo sabemos: esta semilla no puede faltar en la dieta del mexicano.

Chocolate Macondo: el realismo mágico del cacao en Teotihuacán 0

Foto cortesía de Luis Ángel Cruz Simón.

Fernando Rodríguez, fundador de Chocolate Macondo, es un investigador, historiador y expositor que ha dedicado parte de su vida a manifestar y mostrar las influencias culturales, sociales y gastronómicas detrás de la elaboración de bebidas ancestrales como el chilate de Guerrero, el quetzalpapalotl, atlaquetzalli, tlexochitl y el tascalate de Chiapas.

Te podría interesar: El cacao influye en nuestro cerebro?

Rodríguez cuenta que siempre busca utilizar diferentes ingredientes crecidos en territorio mexicano, tales como la pimienta, canela, pericón, semilla de achiote, maíz y pétalos de flores, para lograr una orquesta de sabores precolombinos que tengan un sentido de actualidad e identidad teotihuacana.

El realismo del cacao y su mágico sabor

En una entrevista para Gourmet de México, Rodríguez cuenta que Macondo nació en una edición de la Feria del libro en Ecatepec, Estado de México, en la que se conmemoraba el 50 aniversario del libro Cien Años de Soledad.

En un acto que nadie esperaba, asegura, el cantante Oscar Chávez –al son de la popular canción Macondo– nombró desde el escenario a su librería y cafetería del mismo nombre, refiriéndose a ella como un resquicio del pueblo imaginario de la obra de García Márquez. Desde ese instante, afirma Rodríguez, su proyecto encontró verdadera esencia.

Chocolate Macondo: el realismo mágico del cacao en Teotihuacán 1

Foto cortesía de Luis Ángel Cruz Simón.

Después de ello hizo una travesía por todo el sureste de México. Buscaba realizar una investigación sobre el uso, manejo y trasfondo cultural del cacao, para redimensionar la relevancia de las bebidas tradicionales en las comunidades indígenas.

Rodríguez afirma que el mestizaje gastronómico es el punto clave para la creación de la cocina mexicana tal como la conocemos: desde la integración de ingredientes y preparaciones de distintos países y continentes, hasta las técnicas culinarias y las historias que cuentan nuestros ancestros, y su combinación con nuestra ideología y riqueza cultural indígena.

Te podría interesar: Café y cacao, ¿realmente hay apoyo al campo mexicano?

“Nuestra chocolatería busca difundir la existencia de bebidas a base de cacao no solo en el Valle de Teotihuacán, sino en distintos estados de México. Al hacer énfasis en el conocimiento de diversas variedades de cacao, las leyendas alrededor de este recurso y sus diferentes maneras de prepararse hacen que la tradición se mantenga vigente”, afirma Rodríguez.

Detrás de las bebidas místicas

Alejandra Rodríguez y Margarita Morales son las personas encargadas en preparar las distintas bebidas que se ofrecen en Chocolate Macondo. Ellas mencionan que

“El cacao es un alimento muy noble para trabajar, debido a su versatilidad. Se puede mezclar lo mismo con maíz, miel, flores, especias, azúcar, agua o leche, siempre y cuando se le dé el respeto que merece.”

También aluden a la importancia de su difusión, ya que las nuevas generaciones tienen que probar el legado no solo de estas bebidas, sino de la cocina mexicana en general.

“Al final de día, una se siente satisfecha y agradecida de hacer lo que le gusta cuando la gente habla de sus buenas experiencias en Macondo. Eso nos hace tener más ganas de seguir adelante, de pensar en el mañana como una nueva misión. Nos gusta transmitir todo ese gusto, amor y pasión en las bebidas”, aseguran ambas mujeres.

 

¿Dónde? Adolfo López Mateos 3, Teotihuacán Centro, San Juan Teotihuacan de Arista, Edomex.

Cheque promedio: $200-$300.

IG @chocolateria_macondo

 

 

 

 

 

 

 

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas