Nuestros sitios
Compartir

La Ruta del Vino en México, disfrute y placer sensorial

Por: Gourmet de México 14 Jun 2019
A media hora de la ciudad de Ensenada, Baja California, se localizan extensos viñedos de famosas empresas vitivinicultoras mexicanas y de algunas más pequeñas, las cuales suman más de 70.



	     La Ruta del Vino en México, disfrute y placer sensorial

Pisar un viñedo por primera vez puede ser inolvidable. No es lo mismo beber un buen vino de prestigio internacional y creer que lo sabes todo sobre la afamada bebida, que estar parado sobre estos campos de tierra árida y luz verde que deslumbra hacia el firmamento.

Por Mariana Mendoza

Este video te puede interesar

A media hora de la ciudad de Ensenada, Baja California, se localizan extensos viñedos de famosas empresas vitivinicultoras mexicanas y de algunas más pequeñas, las cuales suman más de 70. La mayoría están abiertas al público, listas para mostrar el espectáculo natural de la elaboración del vino.

PASIÓN EN GRANDE: L.A. CETTO

Viñedo La Cetto Valle de Guadalupe ruta del vino ensenadaL.A. Cetto

 

Una de las vitivinícolas más grandes del Valle de Guadalupe es L.A. Cetto con mil hectáreas de viñedos con vides de entre 20 y 30 años, plantadas en tierra parcialmente arcillosa, compuesta de granito descompuesto. Y este clima, que va de 16 a 35 grados, le permite el cultivo de 65 variedades de uvas.

Esta marca surgió en los años 70, cuando un italiano llamado Luis Agustín Cetto decidió separarse de Pedro Domecq, con quien trabajaba en conjunto en la elaboración de vinos 20 años atrás. Aquí se realizan recorridos gratuitos cada quince minutos, durante los cuales también se explica cada una de las etapas para la elaboración del vino, así como los espacios e instrumentos utilizados en el proceso: el sitio de la molienda, donde se separa el palillo de la fruta; el área de fermentación, cuyos tanques de siete metros de altura y hasta 18 mil litros de capacidad fermentan el fruto.

Después está la zona de añejamiento: un lugar frío y de luz tenue donde las barricas de roble húngaro, francés y americano resguardan el preciado líquido por dos años, aunque los vinos de reserva pueden pasar hasta cuatro años encerrados. Por favor, no dejes de solicitar que te lleven a su terraza mientras degustas un vino de pasita. Su vista es inigualable: los viñedos se extienden triunfantes sobre el horizonte, exquisitamente enmarcados por áridos cerros repletos de enormes piedras y un apacible murmullo de la naturaleza.

Carretera Tecate-Ensenada kilómetro 73. Teléfono: 646 177 2352. Web: www.lacetto.com Recorridos: Lunes a domingo, de 10:00 a 15:30 horas. Degustación: Gratuita.

CON EL CORAZÓN EN LA MANO: DOÑA LUPE

Casa de doña Lupe ruta del vino ensenada Casa de Doña Lupe

 

Saliendo de Cetto hay que tomar hacia la izquierda sobre el camino de terracería. Más adelante verás un señalamiento hacia la siguiente parada: Doña Lupe. A comparación de su antecesor, este es un pequeño viñedo familiar de 18 hectáreas en donde además de vinos producen otro tipo de alimentos como conservas, mermeladas, dulces, panes, condimentos, entre otras delicias que pueden ser degustadas ahí mismo, en un agradable jardincito con mesas y sillas frente a los viñedos.

Doña Lupe es una señora de casi 80 años de edad, que tímida pero segura nos muestra la tierra que ella comenzó a sembrar y cosechar junto con su esposo y luego, sus hijos, con los cuales actualmente trabaja para atender a los cientos de turistas que llegan para degustar sus vinos y deliciosas pizzas. Caminando entre las vides que comienzan a dar su fruto, el amor con el que esta mujer se ha dedicado a su tierra se siente; 42 años de vivir aquí no han sido en balde. Y como si te platicara de sus propios hijos, doña Lupe identifica cada planta y hierba que aquí crece, por su nombre y los beneficios que ofrecen a la salud del ser humano.

En confianza, nos dice que ella no es social, que le gusta trabajar, siempre estar haciendo algo, y es muy feliz. Y se le nota. Aunque seria, su semblante es de paz y satisfacción por lo que hace. Actualmente están remodelando la vinícola para poder brindar recorridos a sus visitantes, pero mientras tanto comprar alguna de sus delicias y disfrutar de alguno de los vinos en una ambiente tan natural es toda una experiencia que hay que repetir.

Al salir del rancho, hay que tomar hacia la izquierda; pasar de nuevo L.A. Cetto rumbo a la carretera y dirigirse hacia la izquierda. Avanzar unos metros y de lado derecho verás la entrada a Domecq.

Rancho La Gotita Carretera Tecate-Ensenada kilómetro 73. Teléfono: 646 193 6291. Recorridos: De lunes a domingo de 9:00 a 19:00 horas. Degustación: 100 pesos, tres vinos.

EL LEGADO DE PEDRO DOMECQ

Casa Pedro domecq ruta del vino ensenadaCasa Pedro Domecq

 

Esta bodega de Pedro Domecq comenzó a operar desde 1972 y cuenta con toda una infraestructura pensada en el visitante que quiere conocer el proceso de elaboración del vino, ya que durante todo el recorrido por la cava se muestran diferentes videos que ilustran cada paso.

Uno de sus mayores atractivos es la cava subterránea, bellamente decorada. Pero antes de entrar ahí, el guía nos muestra el área de añejamiento, donde el vino aguarda silencioso en barricas de roble francés y americano, para que el tiempo le otorgue su carácter especial. Aquí encontrarás reliquias del siglo XVI traídas de España: tinajas de barro cocido de La Mancha que se utilizaban para la fermentación, almacenamiento y transportación de los vinos. Al carecer de tapas, las tinajas se cubrían con cera o aceite de olivo. Entrar en esta cava de Domecq puede ser toda una experiencia por sus grandes túneles que, a media luz y temperatura fría, te llevan al mundo subterráneo donde los vinos embotellados terminan de formar sus deliciosos sabores.

Las paredes están tapizadas de botellas acostadas –tiene una capacidad de almacenamiento de 150 mil– y también encontrarás diferentes maquinarias rústicas para preparar vino. Nos llamó la atención unas tablas tipo sandalias que se utilizaban para el pisado de la uva y una carreta que se usaba para transportar las barricas.

La zona de degustaciones consiste en una barra donde te guiarán a descubrir los aromas y sabores de cuatro de sus vinos, dos blancos y dos tintos. Las amplias paredes de vidrio brindan una vista panorámica al Valle de Guadalupe, mientras disfrutas del fruto de su tierra. Por lo general, las vitivinícolas cierran a las 17:00 horas, por lo que un día alcanza para visitar cuatro de éstas. Para el segundo día, recomendamos visitar las siguientes:

Carretera Tecate-Ensenada kilómetro 73. Teléfono: 646 155 2249. Recorridos: Lunes a viernes de 10:00 a 16:00 horas; sábados, de 9:30 a 13:00 horas. Degustación: Cuatro vinos, 25 pesos.

MONTE XANIC:FLOR DE LA PRIMERA LLUVIA

Monte Xanic ruta del vino ensenadaMonte Xanic

 

En la lengua de los indios cora, Xanic es la flor que brota después de la primera lluvia. Y en el lenguaje de los vitivinicultores, Monte Xanic es la marca de un prestigiado vino mexicano, que actualmente produce 10 variedades de uvas y utiliza tecnología de punta en la elaboración de sus productos. Para arribar a este punto, tomar de nuevo la carretera Ensenada-Tijuana, y en la desviación hacia la carretera libre a Tecate, avanzar como 35 minutos hasta llegar al Valle de Guadalupe. En la siguiente gasolinera (a mano izquierda), tomar ese camino y avanzar cinco minutos. Pasar el Museo Ruso y a mano derecha hay un portón verde que señala la entrada a Monte Xanic.

Interesados en el visitante, esta empresa cuenta con diferentes servicios y proyectos, como el de trasladar la cava a una terraza con vista al lago, aunque el lugar donde actualmente se ubica es privilegiado, ya que durante agosto, mientras las personas degustan los vinos, son testigos de todo el proceso desde que llegan las uvas hasta que entran a los tanques de fermentación.

Cuentan con recorridos VIP en los que grupos de seis personas son transportadas en carritos por los viñedos y se van deteniendo en las diferentes parras, de acuerdo a la uva del vino que se va degustando. Les hablan de la uva, de las hojas y de las vides. Esta empresa tiene una peculiar cava construida en el interior de un cerro, cuyas paredes naturales de arcilla brindan un espacio y clima ideal para el añejamiento en barricas. Enfrente, sus dueños crearon un lago artificial que cuenta con un pequeño jardín en el que los fines de semana se coloca un restaurante y puede utilizarse para eventos privados.

Durante las fiestas de la vendimia Monte Xanic organiza el Concierto del Crepúsculo, de música clásica, la cual se acompaña de vinos, quesos y panes.

regiones-vino-mexico-gourmet

Infografía: Alicia O. Cariño

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y vive unas vacaciones memorables en destinos mexicanos. ¡Descárgalo GRATIS!
¿Qué tema te interesa?