Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Destino México: San Miguel de Allende

Por: Gourmet de México 27 Mar 2018
Donde la historia se vive en cada rincón y diferentes culturas crean una atmósfera llena de tintes locales con notas llegadas de otras latitudes, donde […]



	     Destino México: San Miguel de Allende

Donde la historia se vive en cada rincón y diferentes culturas crean una atmósfera llena de tintes locales con notas llegadas de otras latitudes, donde la gastronomía es una mixtura en equilibrio. Texto y fotos Alfonso Franco

La historia de San Miguel de Allende hace que la gastronomía local esté punteada de sabores internacionales. La ciudad renació en un auge de arte y belleza de piedra labrada. Parece que esta ciudad está cerca de todos lados, no sólo por su ubicación geográfica en el corazón de Guanajuato, también por su mezcla de culturas, que genera una diversidad gastronómica por momentos desconcertante. Aquí nació Ignacio Allende, el capitán realista que mucho tuvo que ver con la independencia de México. Es por eso que al arcángel Miguel le añadieron el apellido, presagiando la mezcla de nacionalidades y maneras de ver la vida que habitan las calles y caserones de esta ciudad virreinal. San Miguel de Allende es el municipio más viejo del México independiente, ya que fue el primero en declararse libre de la monarquía española, pero luego de la guerra fue decayendo, quedando casi en el abandono, hasta que su arquitectura neoclásica, las fachadas con tintes barrocos y algo románicas, fueron revaloradas por la comunidad artística, en especial por David Alfaro Siqueiros, a principios del siglo XX. Desde entonces, y a partir del establecimiento de gente dedicada a la pintura, la ciudad renació en un auge de estudiantes de arte y jubilados extranjeros que llegan atraídos por la belleza de la piedra labrada y la paz de las calles. Es así que la gastronomía se vuelve ecléctica, de la mano de sus habitantes.

allende_b_

Este video te puede interesar

Platillos entre las calles La parroquia de San Miguel Arcángel es el punto de partida, desde dentro de la ciudad; la iglesia, diseñada por Zeferino Gutiérrez Muñoz con base en litografías europeas góticas y románicas, es la piedra angular desde donde los edificios parten en laberintos que albergan restaurantes y comercios de todo tipo. Pensar en platos típicos de San Miguel es un asunto complicado, la historia de la ciudad hace que la gastronomía local esté punteada de sabores internacionales. Restaurantes hay de muchas clases; si se habla de comida mexicana puedes encontrar desde oaxaqueña hasta establecimientos de antojitos, que crean una mezcla de comida norteña con toques de lugares comunes e ingredientes de buena calidad. El asentamiento aquí de mucha gente de origen francés, italiano y estadounidense ha dado pie a los lugares de comida cajun, o criolla; el más popular de este tipo es el Hank’s New Orleans Cafe & Oyster bar, que cada año festeja el carnaval de Nueva Orleans, cierra las calles e invita a todo el mundo a participar de esta fiesta en pleno corazón guanajuatense. Otro estilo culinario recurrente en San Miguel es la cocina italiana, desde pizzas hasta platillos de alta cocina, tal es el caso del restaurante Bella Italia, donde el chef prepara sus propias interpretaciones del risotto, incorporando azafrán en distintas combinaciones, o pasta con tinta de calamar. Sin duda la cocina internacional y fusión tienen buenos representantes, y también hay propuestas de comida mexicana de altos vuelos. El hotel Casa de Sierra Nevada, además de brindar alojamiento en distintos inmuebles, maneja el restaurante Andanza, de la mano del cocinero José Bossuet Martínez. Además, si quieres vivir una experiencia culinaria íntegra, este hotel cuenta con Sazón, donde podrás vivir una clase de cocina completa, desde ir al mercado, hasta maridar tus platillos con excelentes vinos mexicanos. Otros dos espacios con alojamiento y gran cocina son Nirvana, a diez minutos del centro, que prepara platillos de fusión mexicana-oriental, y Rosewood, donde los desayunos son un placer, en especial los huevos benedictinos al estilo Guanajuato.

allende_c_

Para descansar y caminar Hay muchas opciones para relajarse en este rincón histórico del país. La actividad obvia para conseguirlo es acudir a algunos de los múltiples spas, como Alba del Alva o Laja. Otra manera es simplemente caminar, visitar las capillas y edificios de arquitectura virreinal o perderse en el mercado de artesanías, un largo corredor donde seguro encontrarás algo qué llevar a casa. Lo típico de San Miguel es el trabajo en latón. En toda la ciudad hay locales que muestran la labor de las manos artesanas de la región, pero ten cuidado, la gran afluencia de turismo hace que muchos extranjeros lleguen ávidos de comprar y eso encarece los precios. Fíjate que lo que compres esté hecho realmente en la región, y que no esté producido en serie. Son muchas las galerías de arte que puedes encontrar a tu paso, siempre hay algo que ver, tanto de artistas nuevos como de piezas antiguas llenas de historia. Y aunque el mercado de San Miguel no es tan impresionante como los de otras entidades del país, no olvides echarle un ojo a los productos locales y orgánicos que tienen un auge entre los restauranteros del lugar.

allende_d_

Vino de San Miguel Guanajuato es una de las regiones vitivinícolas de México; sus bodegas cuentan con la tecnología necesaria y están comenzando a producir vinos de buena factura. Cuna de Tierra sin duda aventaja, pero en el municipio de San Miguel de Allende hay una bodega impresionante: Toyan. Esta casa productora crea caldos de gran calidad, además cuenta con una cava espectacular: 12 metros bajo tierra, custodiada por efigies de monjes templarios y diseñada bajo normas de la arquitectura energética, creando una vibra particular alrededor de los vinos.

allende_e

La noche Cuando el sol se oculta tras las colinas, San Miguel cobra un cariz entrañable; desde su espectacular mirador la vista de las iglesias y las calles se ilumina. Se puede contemplar todo el lugar con un solo vistazo. Caminar es transportarse en el tiempo; los edificios crean una atmósfera virreinal. Cenar, tomar una copa o irse de fiesta es cosa fácil. Los fines de semana los restaurantes y bares abren hasta tarde, y siempre hay opciones para probar la diversidad gastronómica de este lugar plagado de mezclas culturales, de ideas distintas y arte, pero siempre bajo la premisa de hacer que San Miguel se vaya a las nubes, justo donde apuntan las torres de la catedral.

allende_f

Sanmiguelada Desde 1973, cada tercer sábado de septiembre se celebra en San Miguel de Allende la Sanmiguelada. Los restaurantes y bares están de fiesta y toda la ciudad es una verbena. Es un evento tradicional, donde cientos de personas se unen al rito bárbaro de correr por las calles en medio de toros de lidia. En países como España y Francia, con una trayectoria taurina importante, se han comenzado a prohibir las corridas de toros. Sería momento de que México tome esta iniciativa de respetar la dignidad animal, más allá de la excusa de las tradiciones. Más sobre San Miguel visitsanmiguel.travel www.casadesierranevada.com.mx www.sanmiguelguide.com

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas