Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Para preparar la taza perfecta de té…

Por: Gourmet de México 16 Jul 2015
Hacer té no se trata sólo de hervir agua y verterla sobre una bolsa llena de especias. Más allá de esto, existe toda una manera […]



	     Para preparar la taza perfecta de té…

Hacer no se trata sólo de hervir agua y verterla sobre una bolsa llena de especias. Más allá de esto, existe toda una manera de preparar esta bebida que cuenta con gran variedad de categorías como son los té verdes, negros, oolongs, blancos y hasta las nuevas combinaciones elegantes del pu’erh.

¿Qué es el té?

Comencemos con lo básico. Cualquier hoja se refiere a la misma planta denominada Camellia Sinesis. Todos esos estilos –el negro, el verde, el oolong- son, de hecho, la misma hoja. Mientras que los otros, la menta, las tizanas herbales, el de limón, son actualmente etiquetadas como tal, sin embargo, no son té.

Cada diferente estilo de preparación se determina por el lugar en que cada planta creció, la edad de la planta cuando fue cosechada, la temporada en la que se recogió y cómo es que fue recolectada y tratada,-si se secó, se tostó, se oxidó, se fermentó o se coció al vapor-, esto debido a que cada proceso resulta en una infusión diferente.

Ante tal caso, los expertos a nivel mundial en la infusión de esta bebida, Steve Schwartz del Arte del té y Sebastien Beckwith de En la búsqueda del té, recomiendan lo siguiente:

Para el Blanco:

Se trata de el más puro, es el menos procesado, se seca con aire y sólo se oxida ligeramente.

Temperatura de precipitación para infusión correcta: 175–185°

Tiempo de reposo: 1-3 min.

Para el Verde:

Las hojas son tostadas, cocidas o ligeramente quemadas para prevenir la oxidación y permitir la permanencia del color y el sabor vegetal. De las muchas subcategorías del té verde, algunas de las más comunes son: la sencha (al vapor), fukamushi (vaporizada doble vez por un tiempo mucho más largo que la sencha) y la senmaicha (sencha mezclada con arroz café).

Temperatura de precipitación para infusión correcta: 180- 185º

Tiempo de reposo: 3 min.

Para el Oolong:

Éste es parcialmente oxidado, profundo, dulce y aromático, un paso en el camino a convertirse en negro.

Temperatura de precipitación para infusión correcta: 185-206º

Tiempo de reposo: 3- 5 min.

Para el Negro:

Oxidado a todo lo que da, se trata de el más fuerte y el más oscuro de los tés.

Temperatura de precipitación para infusión correcta: 206º

Tiempo de reposo: 3-5 min.

Para el Pu’erh:

Se trata del Bourdeaux (Burdeos) del té. el té verde chino es fermentado y envejecido antes de que sea presionado en pequeños conjuntos de éste. Es el único que se puede dejar envejecer y como el vino, el precio depende de cuánto tiempo se ha dejado madurar.

Muchas personas utilizan éste para ayudar a reducir el colesterol y sustituir de alguna manera el café. Algunos lo describen con un sabor “ahumado y terroso”.

Temperatura de precipitación para infusión correcta: 212º

Tiempo de reposo: 3-5 min.

Tizana Herbal

No se trata de té, mejor dicho es una combinación de frutos, especias, flores y yerbas secas.

Temperatura de precipitación para infusión correcta: 212º

Tiempo de reposo de la tizana: 3-4 min.

Tips para prepararlo

Sin importar qué, siempre mantén en mente estos consejos:

Más soltura, menos empaque

Es mejor conseguir hojas sueltas pre-empaquetadas pues son como los granos de café. Permanece más el sabor y todo gira alrededor de la calidad (las bolsitas preenvasadas se pueden cortar con el polvo y otras cosas indeseables), vale la pena el esfuerzo extra para conseguir un té de hojas sueltas, pues el sabor será mucho más intenso, puro y delicioso.

Utensilios correctos

Es importante conseguir los utensilios correctos como un buen infusor. “El té se hace más sabroso cuando las hojas se expanden, lo que no puede suceder es que estén hacinados en una pequeña bolsa, porque entonces el sabor y el producto se estropean. En su lugar, utilice un amplio elemento de infusión, incluso una taza grande para café podría ser de ayuda. Lo importante es que las hojas sean capaces de flotar alrededor. Después, simplemente colar antes de beber.

El agua importa

Los asiduos bebedores de café y de cocteles saben que el agua es una parte muy importante para preparar estas bebidas. Con el té pasa exactamente lo mismo. La calidad del agua es muy importante, por eso mismo tiene que usarse agua filtrada para que exista menos interferencia en el sabor.

Rompe las reglas

Las instrucciones que te presentamos son una guía de referencia, mientras el téblanco y el verde sueltan su mejor sabor a menosres temperaturas que el negro, las tizanas y el oolong, lo que importa es que tú experimentes con los sabores que más te gusten. Siéntete libre de experimentar y de convertirte en un “real catador” de té.

 

 

Este video te puede interesar

 

 

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas