Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Panes de muerto predilectos: Estado de México

Por: Gourmet de México 31 Oct 2016
Conoce uno de los panes de muerto que nuestros lectores nominaron. Te gustará saber la descripción de su favorito en el Estado de México. Este […]



	     Panes de muerto predilectos: Estado de México

Conoce uno de los panes de muerto que nuestros lectores nominaron. Te gustará saber la descripción de su favorito en el Estado de México.

Este video te puede interesar

 

Por Ariana Paredes

México enriqueció  los sabores y texturas de la panadería con el cacao, el maíz, el amaranto y la vainilla, pero también contribuyó con la forma; el pan de muerto no solo tiene sus antecedentes en los sacrificios humanos, en la veintena del Tóxcal las mujeres ofrendaban a Tezcatlipoca bolas de masa cubiertas de manta decoradas con calaveras y huesos cruzados.

Harina y agua que se mezclan, viven y mueren  para  recordar para saciar y enamorar a los vivos. No hay pan sin fermentación, diminutas levaduras que integran aire e incrementan el volumen de  la masa, la cual representa  un sinfín de posibilidades pero a mediados de octubre y los primeros días de noviembre las manos moldean huesos  y cráneos  que serán depositados sobre el ciclo de la vida y la muerte. Transcurrido el tiempo de reposo será horneado donde las levaduras morirán y la química de la reacción de Maillard dará lugar a sabores, aromas y colores que serán degustados por los  difuntos y por los vivos.

Yo nomino al Pan de Muerto de Ozumbilla un pan lleno de tradición, magia y orgullo. Amor a primera vista y un cúmulo de recuerdos con la primer mordida. Un pan que me transporta a finales de los 90´s cuando mi tía hacía pan de muerto y ese acto que representaba algo tan personal para ella  resultaba ser una degustación colectiva, sabor  que llevaba años buscando en cada panadería de mi colonia y del Centro Histórico, un sabor que encontré en el pan de muerto de Ozumbilla. Su proceso de fermentación  tradicional forma una miga fuerte y resistente que lo hace durar semanas conservando su sabor  pero que reblandece al ser remojado en una taza de atole, champurrado, chocolate, café, té o en un buen pulque ya sea natural o curado. Pan  que se forja con las manos de una comunidad, tan emblemático que hasta un libro se ha escrito de él, donde se le resume como una fiesta de harina y canela, y es que en Ozumbilla no hay pan sin pananis (panaderos) los cuales transforman junto con los habitantes  a los ingredientes en receta, a la receta en pan y al pan en tradición.

Panes de muerto predilectos: Estado de México 0

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas