Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Los jueves son de Fortuna en The Monkey Bar

Por: Gourmet de México 18 May 2015
El jueves  nos lanzamos a The Monkey Bar (Av Álvaro Obregón 100, Col Roma) y resultó que era #JuevesdeFortuna. Pensamos que se trataría de una […]



	     Los jueves son de Fortuna en The Monkey Bar

El jueves  nos lanzamos a The Monkey Bar (Av Álvaro Obregón 100, Col Roma) y resultó que era #JuevesdeFortuna. Pensamos que se trataría de una noche de juegos de azar o algo parecido, pero no, era de Fortuna porque esa noche está dedicada al mezcal, el mezcal Fortuna.

Nos sentamos y nos llevamos una grata sorpresa cuando nos dijeron que esa noche seríamos parte de una cata para conocer cuáles son las cualidades de un buen mezcal.

Este video te puede interesar

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”9010″,”attributes”:{“class”:”media-image aligncenter wp-image-5689″,”typeof”:”foaf:Image”,”style”:””,”width”:”700″,”height”:”464″,”alt”:”instalaciones5″}}]]

La velada por fin comenzó y nos enteramos que el mezcal Fortuna es un producto 100% sustentable de San Dionisio, Oaxaca; una comunidad que se rige por usos y costumbres, de donde es Don Ignacio, maestro mezcalero socio de la marca.

Fortuna nació cuando Walter (otro de los socios) conoció a Don Ignacio, el hombre que le había curado la gastritis con mezcal. Sí, la historia es algo así: Walter tenía gastritis y había ido con todos los médicos posibles y nada había cambiado, seguía igual de enfermo, así que decidió probar la medicina alternativa. Fue con un homeópata y éste le dio chochos que sumergía en mezcal.

Cuando Walter se curó, se preguntó qué era eso diferente que lo había hecho curarse. Lo preguntó y la respuesta fue: mezcal. No lo podía creer y decidió buscar al hombre que lo había curado. Así es como llega con Don Ignacio, de quien se hizo gran amigo y con quien incluso vivió unos meses para aprender del famoso elixir.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”9011″,”attributes”:{“class”:”media-image aligncenter wp-image-5690″,”typeof”:”foaf:Image”,”style”:””,”width”:”500″,”height”:”678″,”alt”:””}}]]

Walter sabía que era una gran fortuna haberse encontrado con Don Ignacio en su camino y fue entonces cuando nace esta joven marca que no sólo nos ofrece un alcohol para convivir, pues sólo tiene 40 grados de alcohol, también una marca que ayuda la comunidad de San Dionisio, pues con el paso del tiempo se creó una fundación  que vive de las donaciones de Fortuna para el crecimiento del pueblo.

Además, se creó también ya una empresa de sal de gusano por parte de otros de los habitantes del pueblo que también está siendo distribuida por Fortuna. Y no sólo eso, Fortuna también designa parte de sus ganancias al estudio del mezcal, pues buscan que la tradición de esta bebida mexicana se mantenga y  crezca.

Después de escuchar la conmovedora historia con mucho más detalle, y el proceso que se realiza para obtener la bebida, nos pusimos a oler, probar y degustar el delicioso mezcal.

Una noche de verdadera fortuna al poder contribuir a una comunidad, mantener las tradiciones y ser parte del crecimiento de pequeños productores mexicanos y sobre todo por degustar el mezcal.

[[{“type”:”media”,”view_mode”:”media_large”,”fid”:”9012″,”attributes”:{“class”:”media-image aligncenter wp-image-5692″,”typeof”:”foaf:Image”,”style”:””,”width”:”700″,”height”:”933″,”alt”:”IMG-20150518-WA0016″}}]]

Así que ya sabes, si es jueves, lánzate a The Monkey Bar para que puedas disfrutar del mezcal Fortuna.

Conoce más sobre Don Ignacio y su Fortuna aquí.

Reserva en The Monkey Bar aquí

 

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ y conoce lo mejor de la cocina nipona. ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas