Nuestros sitios
Comparte
Compartir

Laura Zamora: tenacidad y trabajo duro

Por: Gourmet de México 06 Oct 2016
Laura Zamora no sólo es cabeza de una de las bodegas con más prestigio, historia y tamaño de México… es una mujer valiente e inspiradora. […]



	     Laura Zamora: tenacidad y trabajo duro

Laura Zamora no sólo es cabeza de una de las bodegas con más prestigio, historia y tamaño de México… es una mujer valiente e inspiradora.

Este video te puede interesar

 

Por Daniela Cachón @dannca

Tenacidad y trabajo duro son las palabras que definen a esta mujer, quien tuvo que abrirse camino desde abajo y romper muchos de los paradigmas existentes en el mundo del vino.

Su camino inició a los 17 años, cuando cursaba la preparatoria técnica en análisis industrial, en Ensenada, su ciudad natal. En ese entonces, Octavio Jiménez era uno de sus maestros y también enólogo de la Bodega de Santo Tomás, y al ver las aptitudes de la joven, no dudó en invitarla a realizar prácticas en la casa vinícola.

Desde entonces y hasta el 2003, año en que fue nombrada enóloga, Laura fue con los diferentes profesionales que tuvo Santo Tomás, entre ellos el prestigiado Hugo D’Acosta, de quienes aprendió pacientemente. Tal fue su desempeño, que antes de liderar la casa vinícola ya tomaba decisiones sobre mezclas y procedimientos a falta del enólogo principal.

8 razones por las que tienes que tomar vino mexicano

A decir del enólogo uruguayo Octavio Gioia de Bodegas Carru, Laura contaba con tres defectos insuperables: no tener un título, ser mujer y ser mexicana. Afortunadamente, cuenta con un carácter tenaz, por lo que estudió en Chile, Argentina y Estados Unidos para conseguir el título que respaldara la gran sabiduría que le dio la experiencia.

Laura Zamora: tenacidad y trabajo duro 0

Gracias a ello, Zamora está considerada como la primera mujer a cargo de una bodega en México, donde cosecha tras cosecha da muestra del manejo que tiene sobre las 350 hectáreas de vides que producen alrededor de 90 mil cajas anuales.

Así como Laura rompió los esquemas, busca que los vinos que produce tengan un carácter propio, dejando a un lado los estilos clásicos y apostando por una personalidad auténtica para los vinos mexicanos. Ejemplo de ello fue su mezcla Misión 1888, que celebraba los 120 años de la casa vinícola. En ella utilizó las uvas que le dan el nombre, como homenaje a las primeras vides que se plantaron en el lugar.

Vinos para hacer maridajes azucarados

Lo mismo sucedió con Tardo. En su afán por utilizar los excedentes de Merlot tardío y Tempranillo, los unió y cuidó con ahínco hasta que logró este delicioso caldo. El cuidado y la expperiencia son los mismos que aplica en la elaboración de los vinos de la bodega, por lo que ha sido y continúa siendo acreedora de numerosos galardones dentro de los concursos vinícolas como el Mundial de Bruselas o el Concurso Internacional de San Francisco.

De esta manera, al igual que el vino blanco, Laura Zamora abrió brecha para dejar atrás los prejuicios, mostrando que puede ser compleja y estructurada mientras conserva la frescura y la dulzura propias de su tipicidad, y convirtiéndose en la cabeza de una de las bodegas con más prestigio, historia y tamaño.

No pudimos encontrar notas relacionadas
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ 5 Destinos Culinarios ¡Descárgalo GRATIS!
Notas relacionadas